Al dente

Los 'músculos' de Mariano Rajoy

Convención programática lo llamaron. Y muchos pensaron que los populares desglosarían un rosario de propuestas en la reunión que celebraron el pasado fin de semana en Málaga. Había que fijarse tan sólo  en otras citas de similares características para saber que se trataba fundamentalmente de una exhibición de músculo y fuerza.

“Estos son mis poderes” vino a decir el sábado un exultante Mariano Rajoy que siente tocar La Moncloa con la yema de los dedos. Y no es para menos. Si gana las elecciones del 20 de noviembre será el presidente del Gobierno con más mando en plaza de cuántos ha habido en democracia, incluido el Felipe González de 1982. Es cierto que el candidato popular puede estar lejos de los 202 diputados que sacó el andaluz entonces, incluso admitamos que podría no conseguir la mayoría absoluta. Pero aun así, si se cumplen los sondeos, que le colocan en la presidencia del Gobierno, no hará más que sumar ese poder al que ya tiene en miles de ayuntamientos de toda España, en la mayoría de las capitales de provincia, así como en el grueso de las Comunidades autónomas. Y todo ello sin perder de vista marzo, momento en que podría producirse un cambio de ‘régimen’ en Andalucía, donde los socialistas llevan gobernando ininterrumpidamente treinta años.

Con unas encuestas a favor que llegan a darle hasta 16 puntos de ventaja sobre su más directo adversario, Alfredo Pérez Rubalcaba, poca necesidad hay de revelar las tripas del programa electoral. Desde Génova aducen que quedan muchos días de aquí al 20-N para desgranar propuestas mientras que otras están ya contenidas en las decenas de iniciativas parlamentarias que han ido presentando a lo largo de los últimos ocho años. 

Por su parte, Rubalcaba intenta movilizar a unos tres millones y medio de electores indecisos. En público dice aquello de que “no me voy a dejar ganar”, pero en privado,  incluso a algunos empresarios, confiesa que su aspiración no pasa de “salvar los muebles” en uno de los momentos de mayor debilidad territorial  y política del PSOE.

 Así, mientras Rajoy enseña músculos, el candidato socialista intenta no salirse de la carrera.

(Twitter: @delahozm)


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba