Al dente

Manda huevos, con permiso de Trillo

La de ayer fue una foto fija de la legislatura parlamentaria que le espera a Mariano Rajoy y no por las presencias que hubo sino por las ausencias, que fueron muchas, muy notables y, en muchos casos muy sorprendentes y, en otros, no tanto. Pero vayamos por partes.

Entre las presencias, levantó morbo la del presidente del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, que decía a todo aquel que le preguntaba, no sin una cierta dosis de hastío, que su único diputado nacional votará a favor de la investidura de Rajoy y que, después, ya se verá. A Cascos le tocó seguir el discurso del ya saliente presidente del Congreso, José Bono, al lado del jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo, que trabajó a las órdenes del asturiano cuando éste fue ministro de Fomento en la segunda legislatura de José María Aznar. Una vez Rajoy sea investido presidente del Gobierno deberá a citar a Cascos como al resto de los presidentes autonómicos que no son de su partido. Una cita para no perderse.

También estaban y se dejaban notar mucho los cinco diputados de UPyD. Iban juntos, en pandilla, sonrientes al lado de su jefa de filas, Rosa Díez, porque aunque la mayoría absoluta del PP no los convierte en bisagra indispensable de la gobernabilidad, no están dispuestos a dejar pasar su momento y hay que reconocerles que meten un poco de savia nueva a las vetustas paredes del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Otro que no se perdió la cita fue el parlamentario Carlos Salvador, de UPN, que echaba cuentas de las veces, pocas, que podrá tomar la palabra en el Hemiciclo con un Grupo Mixto convertido en el camarote de los hermanos Marx. Curiosa paradoja. UPN y PP se presentaron juntos a las elecciones generales pero decidieron no compartir maridaje en el mismo Grupo parlamentario, ellos sabrán por qué.

Y ahora los ausentes. Es un no parar. Después de años de presencia de Gaspar Llamazares, de IU, aparece el cabeza de lista por Madrid y coordinador general de la coalición, Cayo Lara, se suelta un 'speech' ante los periodistas diciendo que la democracia está 'absolutamente devaluada" por dos partidos, PP y PSOE, que han convertido la Carta Magna "en papel mojado" y se larga como vino. Tan ricamente. Pero, por lo menos hizo acto de presencia, porque por allí no estuvo ningún representante de CiU, ERC, PNV, BNG, Geroa Bai, ni Amaiur, aunque la ausencia de los batasunos entra dentro de su lógica. Ninguna de estas formaciones ve motivo para celebrar el aniversario de la misma Constitución que les permite, como al resto de los partidos, presentarse a las elecciones y defender en libertad su idearo. Ellos están a otras cosas. "Manda huevos", que diría Federico Trillo mientras se iba escabullendo para que nadie le preguntara si va a ser ministro de Justicia.

Este es el panorama de la legislatura. Así arranca la 'era Rajoy'.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba