Al dente

Esperando a Godot

Vladimir y Estragon esperan a la vera de un camino la llegada de un tal Godot que nadie conoce pero del que saben que tiene que transmitirles un mensaje. Pozzo y Lucky, otros dos personajes de la obra de Beckket, aparecen de vez en cuando para comentar que el tal Godot llegará con toda seguridad mañana, pero el encuentro nunca se produce. El tiempo pasa y ellos desesperan. ¿Les suena? Sí, seguro que sí. Solo hay que cambiar algunas piezas de la escena (el camino por un teléfono móvil) y a algunos personajes (Godot por Mariano Rajoy) para tener el cuadro completo.

¿Cuantos dirigentes del PP estarán esperando en estas horas una llamada de Rajoy para comunicarles que cuenta con ellos en su Gobierno? ¿Y cuántos no recibirán nunca esa anhelada llamada? ¿Cuántos tendrán el teléfono pleno de batería, a mano, para saltar como un resorte? ¿Sabremos alguna vez el número de "ministrables" que se acostarán con el teléfono sobre la mesilla de noche esperando que el jefe se acuerde de ellos?

Muchos cuadros y dirigentes del PP llevan semanas esperando a Rajoy. Mientras tanto, "no hacemos nada", confiesan, como ese Vladimir y Estragon varados en un camino del que no se mueven por si Godot aparece.

Rajoy es tan hermético, tan suyo, que ya se cruzan bormas sobre si le comunicará al Rey la composición de Gobierno, incluso, sobre si los ministros sabrán que lo son, como aquella anécdota del hoy presidente del Congreso, Jesús Posada, cuando, en compañía de Federico Trillo y ante un impasible Aznar que se cruzó con ellos en los pasillos del Congreso, comentó: "¿tú crees que sabe que somos ministros?". Si por Rajoy fuera, formaría un Consejo de Ministros con personas que no saben que lo son, entre otras cosas, para no crear agraviados. Pero no lo podrá evitar. Godot, es decir, él, tendrá que salir a escena y transmitir el mensaje que Beckett nunca nos quiso revelar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba