CASO PÚNICA

'Granados connection': su cuñado, investigado por el amaño millonario de cuatro contratos

Un escrito de Anticorrupción destaca la presunta participación de Germán Alarcón cuando era concejal de Cultura del Ayuntamiento de Valdemoro en las supuestas irregularidades que permitieron que la empresa Waiter Music SL se adjudicara varios años la organización de las fiestas locales por 1,1 millones de euros.

Francisco Granados y su cuñado, Germán Alarcón.
Francisco Granados y su cuñado, Germán Alarcón. TERESA GARCÍA

Primero fueron el propio Francisco Granados y su esposa, Nieves Alarcón. Después, sus suegros. Hace unos días, su hermano Alfonso. El próximo puede ser su cuñado. Un escrito de la Fiscalía Anticorrupción conocido ahora sitúa en el epicentro de una de las principales líneas de investigación del 'caso Púnica' a Germán Alarcón Castellanos, hermano de su mujer y teniente de alcalde en Valdemoro cuando el juez Eloy Velasco ordenó las primeras detenciones en octubre de 2014. Dicho documento lo implica en la supuesta adjudicación irregular a la empresa de espectáculos Waiter Music SL de cuatro contratos municipales por cerca de 1,1 millones de euros. Fuentes jurídicos aseguran a Vozpópuli que el familiar del político por ahora no ha sido imputado.

Anticorrupción señala a Germán Alarcón por las irregularidades en los concursos para organizar las fiestas de Valdemoro entre 2011 y 2014

El escrito que lo señala fue presentado por Anticorrupción en la Audiencia Nacional para oponerse a la petición de sobreseimiento que habían planteado dos de los investigados, el ex alcalde de Valdemoro José Carlos Boza Lechuga y su 'mano derecha' en el consistorio, Alfredo Ovejero. Para justificar su postura, la Fiscalía detallaba en el mismo una por una media docena de contrataciones realizadas por el equipo de Gobierno de este Consistorio durante el mandato de Boza Lechuga (2011-2014), que "están siendo objeto de investigaciones" y que, por tanto, justificaba que ambos siguieran como imputados. Al detallar una de ellas, Anticorrupción citaba expresamente al "concejal de Cultura Germán Alarcón, cuñado de Francisco Granados" por su presunta implicación en una de ellas. 

Se trata, en concreto, de la referida a las adjudicaciones a la empresa Waiter Music SL, una de las sociedades sospechosas de pagar 'mordidas' al ex secretario general del PP madrileño, de los concursos para la organización de las fiestas patronales de la localidad madrileña durante los años 2011, 2012, 2013 y 2014. Unos contratos que costaron al Ayuntamiento de Valdemoro 1.115.935,46 euros, según se especificaba en el escrito. "Durante todos estos años los contratos fueron incrementados con las cuotas de intermediación del también imputado [José Luis] Huerta Valbuena, [propietario de Waiter Music], incurriendo su tramitación en irregularidades que son objeto de análisis actualmente", señalaba la Fiscalía.

"Personas involucradas" 

No es la primera vez que el nombre de Germán Alarcón aparece en el sumario. De hecho, en el mismo figura también un oficio de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el que se detallaban otras supuestas irregularidades en las contrataciones del Ayuntamiento de Valdemoro con las que también se le vincula. En dicho documento policial, los agentes señalan al cuñado de Granados como una de "las personas involucradas" en la sospechosa externalización de los contratos de mantenimiento y conservación de varias instalaciones deportivas municipales, entre ellas la piscina, la escuela de fútbol y el gimnasio. Todo ello cuando él era concejal.

Un informe de la Guardia Civil ya implicaba al cuñado de Granados en la sospechosa externalización de la gestión de varias instalaciones deportivas municipales

Este informe de la Guardia Civil recogía un resumen de las declaraciones de seis trabajadores del municipio que señalaban expresamente a Germán Alarcón como el responsable de "idear, planificar y elaborar" los convenios que permitieron privatizar dichas instalaciones "en favor de terceros [...] en perjuicio del interés general". Uno de estos testigos aseguró que cuando se opuso abiertamente a los amaños del cuñado de Granados éste le presionó para que firmara los pliegos de condiciones técnicas que dieron luz verde a los mismos. Los agentes vieron en todo ello claros indicios de "prevaricación y malversación de caudales públicos" en la Concejalía de Deportes que encabezaba entonces Germán Alarcón.

Además el cuñado de Granados aparece en otros dos episodios del sumario. Uno es el registro de la vivienda de sus padres en los que la Guardia Civil localizó en un altillo cerca de un millón de euros en metálico que el político ha reconocido recientemente que es suyo. En aquella intervención, los agentes también entraron en la habitación en la que Germán Alarcón dormía y encontraron dentro de un armario varios objetos de valor. Así, en una bolsa de plástico de unos grandes almacenes, se hallaron cuatro plumas estilográficas de colección, así como un reloj dorado de la marca 'Tiffany'. Junto a éste, los agentes encontraron la garantía del mismo que revelaba que había sido adquirido en la Isla de Aruba, país del Caribe considerado paraíso fiscal hasta 2010. Finalmente, el nombre del cuñado de Granados aparece en la lista de cargos públicos y funcionarios agasajados por el constructor Ramiro Cid para conseguir su favor. Éstele regaló una cesta de navidad valorada en más de 400 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba