Sociedad

Burgos nunca inscribió en el Registro la muralla sobre la que ahora un particular ha plantado un cenador

El consistorio de la capital burgalesa no inscribió en el Registro de la Propiedad la cesión de la muralla, realizada en 1973 por el propietario de la parcela. Es el último paso exigido para el cambio de titularidad.

Fotografía del cenador metálico instalado sobre la muralla de Burgos
Fotografía del cenador metálico instalado sobre la muralla de Burgos Twitter / @rodrigo_saiz_ga

Continúa la polémica. Si hace unos días se supo que un particular había decidido instalar un cenador de estructura metálica sobre uno de los fragmentos de la muralla medieval de piedra que aún se conserva en pie en Burgos, este miércoles la sorpresa tiene como protagonista al Ayuntamiento de la capital burgalesa. Y es que según adelanta el portal de noticias burgosconecta.es, aunque en 1973 el propietario de la parcela y la muralla decidió cedérsela al consistorio y éste, entendiendo que se trataba de un bien patrimonioal de primera magnitud para la ciudad, aprobó aceptar la cesión, "nunca se llevó a efecto la transmisión en el Registro de la Propiedad". Este es el último paso exigido para reconocer el cambio de titularidad.  

Así, los actuales dueños del inmueble desde el que se accede a la parte superior de la muralla se atribuyen su titularidad, afirmando que fueron ellos los encargados de rehabilitar ese lienzo concreto de la muralla, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC). La Concejalía de Urbanismo, por su parte, ha recordado que la inclusión de la muralla en el catálogo de bienes protegidos impide cualquier actuación de este calado. Y añaden que ni siquiera se ha tramitado la correspondiente licencia. Simplemente, sostienen, el propietario ha decidido colocar un cenador y lo ha hecho sin pedir un permiso que, en todo caso, "nunca se hubiera concedido".

Sin haberse terminado de dirimir la propiedad de ese lienzo concreto de la muralla, la concejala de Urbanismo, Ana Bernabé, ha salido a la palestra para recordar que "apenas unas horas después" de que se empezara a instalar el cenador de la discordia, el Consistorio puso en marcha un proceso que pretende revertir una situación que considera "ilegal". 

Patrimonio, dice Bernabé, ya está preprando la correspondiente notificación para instar a los propietarios a que retiren el cenador, tras habérselo comunicado de manera verbal. La edil de Urbanismo se ha mostrado confiada en que todo quede en "una mera anécdota" y en que se pueda solucionar cuanto antes por medio del diálogo. "Confío en que lo retiren ellos mismos. En caso contrario, lo haría el Ayuntamiento de manera subsidiaria, pero siempre siguiendo el proceso legal", ha rematado, tras recordar que se trata de una "instalación móvil" y que "se puede retirar fácilmente" sin dañar la muralla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba