Sociedad

Más baratas que un garaje: Se venden aldeas por 0 euros

Abandonadas, solitarias, lúgubres y casi de película. Así son algunas de las aldeas, pazos o casas rurales que se ofertan en diferentes páginas web y que están a la venta por menos de lo que cuesta una plaza de garaje en cualquier capital de provincia.

Una de las casas abandonadas que se pueden encontrar en Galicia
Una de las casas abandonadas que se pueden encontrar en Galicia GTRES

Por donde el Miño transcurría con toda su riqueza. Por donde caminaban con mercancías en la ribera del río. Por donde anegaban con alimentos a las aldeas de alrededor. Por esos caminos y pueblos, hoy abandonados a su suerte, en estado de desolación y casi ruinas, se encuentran hoy día, piedra sobre piedra, otrora maravillas arquitectónicas que buscan dueño desconsoladamente. Sus únicos compañeros son la hiedra y el musgo, el árbol y el camino, la soledad y el abandono.

Abandonadas, solitarias, lúgubres y casi de película. Así son algunas de las aldeas, pazos o casas rurales que se ofertan en diferentes páginas web y que están a la venta por menos de lo que cuesta una plaza de garaje en cualquier capital de provincia. Sus precios, algunos rozan la incredulidad del que visita su oferta, han llamado tanto la atención que empiezan a ser carne de cañón más allá de las fronteras españolas y los inversores extranjeros las buscan como reclamos de paz.

Según el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España hay más de 2.900 municipios abandonados, sobre todo en Galicia y Asturias. Es por eso que algunos propietarios con visión de futuro han creado inmobiliarias especializadas en 'colocar' a precio más que razonable este tipo de aldeas, villas o casas rurales, abandonadas  por la migración poblacional.

Para qué comprarse una casa cuando se puede comprar un pueblo

Ahora, y gracias a que los extranjeros tienen dinero fresco que gastar en nuestro país, surgen algunas páginas web inmobiliarias que buscan con urgencia la entrada de euros. Son, precisamente, particulares que llegan a España buscando una ganga que en sus países sería imposible tener y donde disfrutar de un lugar agradable donde pasar su jubilación rodeados del frescor verde del norte español.

Muchas de estas aldeas, algunas de las cuales tienen hasta 12 casas abandonadas, buscan desesperadamente dueño. Tal es el punto en el que se encuentran que algunos quieren deshacerse de ellas tan solo cambiando el nombre del propietario a cambio de 0 euros. Gratis, gratis total es el precio de esta villa en Orense. Dicha aldea, con restos importantes de casas en piedra, fuentes y puentes, se encuentra a día de hoy en estado de abandono. Es por ello que en su traspaso se incluye una proposición de rehabilitación para crear un pueblo ambiental y poder explotar el turismo rural y de ocio.

Como esa, miles de aldeas abandonadas esperan resucitar de la mano de nuevos propietarios que busquen lugares singulares para trabajar o simplemente vivir en un entorno natural. Este es solo un ejemplo de los muchos que se pueden encontrar en la web principal de este sector inmobiliario, www.aldeasabandonadas.com. Hace 50 años que los dueños abandonaron estos parajes de cuento y los venden como terrenos destinados a que se rehabiliten para vivir con tranquilidad, en el campo que otros no quisieron o no pudieron sufragar, y tener tu propio pueblo.

"Regalar una vida feliz"

Alguno de estos extranjeros que llegaron a España para quedarse es Mark Adkinson, creador de una inmobiliaria nada común en Galicia. Según Adkinson, "nuestro objetivo es regalar una vida feliz mas natural y sana a nuestros clientes, para que encuentren aquella propiedad que de verdad satisfaga sus gustos y les acerque a sus sueños. Por eso, seleccionamos tanto nuestras casas, ofrecemos casas rusticas en lugares paradisíacos de Galicia y ayuda con su posterior restauración".

Sin embargo, todas estas aldeas tienen un componente adicional: se venden para rehabilitarse porque están en un estado tal de dejadez que se hace imposible la habitabilidad. Por eso, además de las ofertas, que pasan por los 16.000 hasta los 3 millones de euros, se dan dos opciones a los posibles compradores: o comprar la aldea para reconstruirla para uso turístico; o se compra para reconstruirla para uso propio, algo que, advierten desde el portal de internet más activo de este negocio, “suelen mantener la estructura original pero dándole otra vida”.

Algunos medios extranjeros se han hecho eco de estas 'gangas' inmobiliarias, en especial los británicos, que se han interesado por el crecimiento de este curioso negocio. Pero no lo ven como algo positivo. Según el Daily Mail, el abandono de estos pueblos está asociado a la crisis actual. Otros destacan que resulta muy difícil que los habitantes que han salido hacia las grandes urbes vuelvan a sus lugares de origen porque lo ven como "un paso hacia atrás".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba