Sociedad

Consejos para que los bolsillos de los padres no se resientan con la temida vuelta al 'cole'

Tras las deseadas vacaciones estivales, se acerca uno de los momentos más alarmantes para la mayoría de los hogares con niños: la vuelta al 'cole'. Según un estudio de la OCU, el regreso a las aulas acarreará un coste medio por alumno y curso de 1.268 euros. 

Consejos para que los bolsillos de los padres no se resientan con la temida vuelta al 'cole'
Consejos para que los bolsillos de los padres no se resientan con la temida vuelta al 'cole' G3digital

El verano llega a su fin y Mario y Vega, dos hermanos de 7 y 4 años respectivamente, rescatarán su uniforme el próximo 9 de septiembre para volver al colegio en León. Una vuelta que para sus padres, Patxi y Rocío, se traduce en un sinfín de gastos que afrontar: libros, mochila, reglas, pinturas, cuadernos, zapatos… sin olvidar el comedor o el programa madrugadores.

Que septiembre es un mes complicado no es nada nuevo. Y que tras las vacaciones, en muchos hogares llega el turno de hacer encaje de bolillos para sobrellevar la vuelta al 'cole', es simplemente repetir el mismo ritual de año tras año.

En concreto, la vuelta al colegio de este curso tendrá un coste medio por alumno de 1.268 euros en un centro público, según un estudio de la Organización de Consumidores Unidos (OCU). La cifra se elevará hasta 2.386 en colegios concertados y a 5.232 euros para privados, tal y como se desprende de una encuesta de previsión de gastos realizada a más de mil consumidores.

"Es un desembolso importante", comenta Patxi Pedrazo, "pero para nosotros, al trabajar los dos, es asumible", añadiendo que su gasto en libros de texto, en líneas generales continúa siendo la mayor inversión del presupuesto destinado al regreso a las aulas, se eleva a más de 500 euros por sus dos hijos.

Por otra parte, la subida del IVA aplicado al material escolar que se produjo el año pasado y la retirada de becas para comedor y libros de texto en muchas comunidades autónomas, hacen que el regreso a las aulas sea un poco más cuesta arriba. Y es que según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), los gastos en la vuelta al 'cole' suben entre un 1,5 y un 3%, con un desembolso medio sólo en septiembre que rondará los 670 euros en colegios públicos, y entre 1.080 y 1.530 en concertados y privados.

Consejos para ahorrar

Para que la vuelta al 'cole' sea lo más llevadera posible, es conveniente que los padres tengan en cuenta algunos consejos básicos:

"Lo primero es elaborar un presupuesto y no dejarse llevar por el momento, sólo apuntar lo que necesitamos", recomienda Enrique García, portavoz de la OCU, subrayando la importancia de reutilizar los libros y el material escolar siempre que sea posible.

"Con estos dos consejos, luego hay que comparar precios porque las diferencias son notables. En el caso de los libros de texto, la diferencia puede alcanzar un 24% entre las grandes superficies, que los venden más baratos, y las librerías tradicionales", señala García.

En este sentido, del estudio de la OCU se desprende que Alcampo es el supermercado más barato en el que ahorrar con los libros de texto, seguido de Carrefour, sólo un 1% más caro. Hipercor ocupa la tercera plaza, un 9% más costoso, por delante de las librerías online, un 14%, y por último las librerías tradicionales. "Esto supone 50 euros para un alumno de primaria y 72 para alumnos de ESO", concluye el portavoz de la Organización de Consumidores Unidos.

La diferencia en el precio de los libros de texto puede llegar a ser de un 24% entre supermercados y librerías tradicionales

En cuanto a ropa y calzado, "estamos en la última recta de rebajas, con lo cual es un momento muy bueno para acercarse a las tiendas", sugiere David Hurtado, portavoz de la CECU. "En caso de tener uniforme, dependerá de la flexibilidad del colegio y de si obligan a que sea uno con unas determinadas condiciones. Esto tiende al encarecimiento".

Y en el caso del material escolar, otro de los puntos fuertes en cuanto a inversión, "generalmente todos tenemos una gran cantidad de bolígrafos, rotuladores o cuadernos por casa y esto hace que no sea necesario comprar todo todos los años", aconseja Hurtado.

"Hay que dar valor a las cosas y no desechar aquello que funcione. Aprovechar el material que permita un uso normal y no comprar por comprar, sino utilizar las cosas hasta que se agoten", aconsejan desde la CECU.

"Yo rompo las estadísticas"

Otra de las fórmulas para reducir el gasto y que se está consolidando como potente alternativa es el intercambio de libros. En algunos casos, frente a las tradicionales becas para la adquisición de libros, muchas CC.AA. ofrecen sistemas de préstamo.  "Lo primero es informarse de las ayudas que puede haber en cada comunidad autónoma e incluso en cada municipio, ya que son muy variables según el lugar de residencia", advierte Hurtado.

Sin ir más lejos, lo que empezó en 2007 como un plan pionero en El País Vasco al que se acogieron algunos colegios a modo de experimento, hoy es un hecho más que consolidado. El Programa de Gestión Solidaria de Libros que puso en marcha el Ejecutivo socialista hace que los niños hereden los libros de unos a otros reutilizándolos durante los seis años a los que se ha ampliado este plan de préstamo escolar.

"Como los libros los compra el Gobierno del País Vasco, rompo las estadísticas", declara Ana Ibisate, madre de Xabier y Arrate, quienes a partir del 5 de septiembre comenzarán a estudiar sexto y cuarto de primaria respectivamente en el colegio público Juan Delmás de Bilbao.  

En el País Vasco, muchos niños reutilizan voluntariamente los libros durante seis años dentro de un plan de préstamo en las escuelas

"Este año, por el momento, he comprado lo básico. Compro según lo voy necesitando, hay cosas como los zapatos o la mochila que son necesarias todo el año y no sólo ahora porque sea inicio del curso", explica Ibisate subrayando que en este sentido, "bajo mogollón la media".

Las familias abonan entre 26 y 44 euros en función del curso que estudien sus hijos y el resto del coste lo asume el gobierno vasco. Tomando como ejemplo a un alumno de secundaria, el lote completo de libros costaría unos 250 euros. Pues bien, Educación cubre el 80% de estos gastos y los padres el 20% restante.

Se trata de un programa voluntario, aceptado por la mayoría de familias vascas que cuenta con dos elementos clave: uno de ahorro y otro educativo. "Gracias a este programa, no tengo que andar recorriendo los supermercados", comenta Ana Ibisate, mencionando el hecho de que los niños "aprendan a cuidar las cosas" como uno de los elementos esenciales. Por el contrario, aquellos que lo estropeen, tendrán finalmente que pagarlo.

"Por un precio justo para los libros de texto"

Esta es la petición que una ciudadana ha trasladado al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. La misiva remitida a las Consejerías de Educación de todas las comunidades autónomas ya cuenta con más de 225.000 firmas.

"Se debe exigir a las editoriales que los libros no cambien cada año", "exigir límites mínimos de calidad y máximo de precio" o "facilitar el acceso a la educación de todas las familias sin aumentar el gasto público" son algunas de las reivindicaciones efectuadas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba