Sociedad

Un indigente dice que le utilizaron para administrar una empresa que facturó 226 millones de pesetas a Terra Mítica

"No recuerdo mucho de entonces, porque estaba siempre borracho. Me llamaban el indigente", señala el indigente, para luego confesar: "Lo hice -ser administrador- para que me dejaran un sitio para dormir". Asegura que no cobró nada por el trabajo.

La Fiscalía pide una pena de 20 años y un mes de prisión para el acusado
La Fiscalía pide una pena de 20 años y un mes de prisión para el acusado Terra Mítica

AlfonsoGómez, uno de los 35 acusados en el caso TerraMítica -en el que se ha investigado un fraude de 4,4 millones de euros durante la construcción del parque temático de Benidorm- ha explicado que le propusieron ser administrador de la empresa Les Simetes de Partagás- que facturó 226 millones y medio de pesetas por obras en el parque- cuando él era indigente y aceptó porque le ofrecieron "un sitio donde dormir", ya que hasta entonces pernoctaba en un colchón en el suelo de un almacén. Ha agregado que en ese momento también era alcohólico.

Gómez, para quien el ministerio fiscal pide una pena de 20 años y un mes de prisión, se ha desvinculado durante el interrogatorio de cualquier tipo de fraude y, de hecho, ha puesto de manifiesto que las firmas que llevan algunos contratos y facturas no son suyas, y que desconoce incluso lo que son los impuestos. También ha dicho que nunca ha firmado cuentas en bancos ni ha ido a una gestoría.

El acusado ha indicado que cuando le propusieron -alguien que no ha concretado porque en esa época "siempre estaba borracho" y no se acuerda- figurar como administrador de Les Simetes de Partagás, en 1999, él se dedicaba a "repartir material en una furgoneta con un chaval". En esa época ha expuesto que tenía problemas con la bebida y que la gente le conocía como "el indigente".

Preguntado si fue el empresario José Luis Rubio quien le propuso esta idea, ha respondido que cree que "solo" le pagó una cerveza "y ya está". "Me ha pagado alguna cerveza, pero nada más", ha insistido, para agregar que éste no le ofreció dinero para constituir la sociedad. A Rubio -ha añadido- lo conocía porque tenían un amigo en común y coincidieron en un bar de Paterna (Valencia).

En esa época ha expuesto que tenía problemas con la bebida y que la gente le conocía como "el indigente"

La empresa en la que figuraba como administrador facturó un total de 226 millones y medio de pesetas por obras en el parque temático de Terra Mítica, y sin embargo el acusado ha afirmado que no ha hecho una factura en su vida y que tampoco ha cobrado nada por estos trabajos. De hecho, desconocía también el nombre de las empresas a las que se dirigían las facturas, algunas de ellas DesarrollosGranVía, Red Moreno o Altosdel Carrichal. Así, ha aseverado que se quedó sorprendido cuando le llamaron a declarar por este procedimiento: "Pensé, ¿pero si yo no he hecho nada, para que me llaman?". Por último ha afirmado que desconoce lo que ha sido de la empresa de la que era administrador.

Un cocinero

Por otro lado, este jueves también ha declarado PedroBelénÁlex, para quien la fiscal solicita una pena de 25 años y medio de prisión. Ha explicado que enero de 2001 constituyó la empresa XimoDuald "con otra persona" que luego ha identificado como JavierAlós -otro imputado en el procedimiento-. "Me lo propuso él, me lo presentaron por un trabajo", ha dicho.

Al respecto, el acusado -únicamente con conocimientos en cocina- ha explicado que tuvo que cerrar su bar porque le iba mal, y al quedarse sin trabajo le presentaron a Alós y le dijo de constituir una empresa para darle un puesto de trabajo "de algo" que él supiera hacer. Así, constituyeron la empresa, con objeto social de jardinería. El acusado, quien ha aclarado que nunca ha estado en Terra Mítica, ha afirmado, tras confundirse un par de veces con los nombres -lo que ha provocado la risa de los acusados- que fue el empresario José Luis Rubio quien le dijo que hablara con Alós y este último le propuso crear la sociedad.

Tras firmar la creación de la mercantil, ha indicado que ya no supo "nada más" de Alós. "No sabía que iba a figurar como administrador. No llegué nunca a trabajar en la empresa y no volví a verle. Tampoco podía comunicarme con él porque no sabía donde estaba y había perdido su teléfono móvil", ha relatado. Pese a los documentos que se le han exhibido con su firma, ha aseverado que nunca firmó nada, ni contratos, ni impuestos ni declaraciones de IVA. Tampoco -ha dicho- realizó ninguna factura ni contrató a trabajadores. Sin embargo, esta mercantil facturó 579 millones a las empresas Gribal, Traus y Desarrollo Gran Vía.

Tras Pedro Belén también ha prestado declaración Alós, quien se enfrenta a 25 años y medio de cárcel. Ha expuesto que su "amigo" Rubio, a quien conocía desde hacía años, le dijo que tenía trabajo y que le podía dar faena si constituía una sociedad. Así, le presentaron a Pedro y le ofreció ser peón, "algo que puede hacer cualquier persona", ha detallado. "Y decidimos entre los dos montar la empresa", ha agregado. Sin embargo, tras la firma, "este chico desapareció y se fue con su cuñado", ha apostillado.

Hasta entonces había estado trabajando de albañil, en una ocasión como encargado para Rubio. Tras constituir la sociedad, ha explicado que Rubio y el empresario Antonio Moreno le dieron diferentes trabajos por los que tuvo que contratar a unas 100 personas y también tenía a 150 inmigrantes a su cargo, ha aseverado. Él se dedicaba a ser gerente de la empresa, mientras que "todos" los papeles los lleva el despacho de Rubio y Moreno: "Ellos firmaban lo del IVA, facturaban... A mí me decían la obra, buscaba trabajadores, enviaba los papeles a la oficina y nada más. Todo lo llevaba el despacho de Rubio. Me ingresaban el dinero, cobraba y pagaba a los trabajadores", ha puntualizado.

Hermanas Muñoz

Este jueves han declarado, asimismo, dos hermanas, MaríaJuliaMuñoz y MaríaYolanda, para las que la fiscal pide 17 años y cuatro meses y otros 16 años y cinco meses de prisión, respectivamente. La primera ha afirmado que pese a que figuraba como administradora única de Mecanizaciones Hermanos Muñoz desde enero de 1998, no realizó ninguna actividad de gestoría ni tampoco emitió facturas o cobró trabajos.

También ha indicado que cuando "salió en prensa" el casa, hablaron con Antonio La Torre -otro acusado que les realizaba labores de asesor y de gestión-- y les dijo que no se preocuparan, que "el único que había puesto el cazo era mi tío José Manuel Mateu".

Por su parte, su hermana María Yolanda, administradora de Remel 2002, ha afirmado que fue su tío el que le pidió que constituyeran la sociedad con Antonio La Torre, pero desconoce cualquier tipo de facturación falsa. El último en declarar esta jornada ha sido el empresario Ginés Avilés, quien se enfrenta a 36 años y nueve meses de prisión -tal y como reclama provisionalmente la fiscal-.

Ha indicado que -pese a lo que declaró Antonio Moreno sobre que era el socio en la sombra de Prexing Botanics y de Altos del Carrichal- ni constituyó estas sociedades ni era socio de las mismas. También ha señalado que no ha trabajado nunca en Terra Mítica y que no recibió beneficios o dinero por parte de Moreno. La fiscal ha intentado demostrar la relación que mantenía con Moreno al participar junto a él en varias escrituras de venta de una finca y una sociedad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba