Sociedad

Sanidad abona a Teresa Romero 15.000 euros por los objetos que desaparecieron de su casa

La auxiliar de enfermería fue informada de que se habían retirado esos objetos en las labores de desinfección y se quejó recientemente de que le faltaban el 90% de las cosas y que el otro 10% estaba descolocado, sucio u oxidado. 

Teresa Romero durante la rueda de prensa el día que recibió el alta médica
Teresa Romero durante la rueda de prensa el día que recibió el alta médica Europa Press

Sanidad ha abonado a Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que se vio afectada por el ébola, 15.000 euros para reponer los objetos y ropas que le fueron retiradas durante la limpieza de su casa en Alcorcón.

La vivienda de Teresa y su marido Javier Limón fue desinfectada durante once días por la Comunidad de Madrid para que no quedara ninguna duda de que no tenía elementos que pudieran transmitir la enfermedad. El precio de la limpieza fue de más de 200.000 euros.

Además de la limpieza y desinfección, se retiraron todos los objetos que según los técnicos eran posibles transmisores de la enfermedad, como ropa personal, ropa de cama, de baño… Incluso se retiraron los colchones. Sanidad ya advirtió a la familia que recibirían una compensación por los objetos y ropas que se llevaron. Todo quedó reflejado en un inventario para su destrucción posterior.

Posteriormente, la propia Teresa se ha quejado de que se le retiraran estos objetos en una entrevista en el programa Un tiempo nuevo de Telecinco. "Yo llegué a mi casa –dijo- y faltaba el 90% de mis cosas, y el otro 10% estaba descolocado, sucio u oxidado. Me han desaparecido las cafeteras caras y me han dejado lo más barato. De los bikinis me dejan la parte de arriba y me tiran la de abajo. Me planteo cuál ha sido su criterio".

Entre los técnicos ha causado una cierta sorpresa la queja de que se hubieran llevados los bikinis, ya que la orden era retirar toda la ropa que hubiera podido tener contacto con el cuerpo de la afectada.

Acciones judiciales

Mientras tanto, continúan los procesos judiciales a consecuencia de la infección de Teresa. La auxiliar y su marido anunciaron dos demandas: La primera iba dirigida contra el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, por atentar al honor. La segunda contra Sanidad por el sacrificio de su perro Excalibur. Siguen su curso legal.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid no admitió a trámite una querella que presentó una asociación de defensa de los animales por considerar que el sacrificio del perro había sido un delito.

Por otra parte, la médico de Asistencia Primaria que atendió a Teresa Romero ha presentado una demanda contra la auxiliar que dijo en televisión que había informado a la doctora que estuvo con el equipo del ébola. La médico ha negado desde el primer momento que le informara de esta situación.

Mientras, las peluqueras que depilaron a Teresa aún estudian si emprenderán acciones legales y contra quién, después de que su establecimiento lleve cerrado cerca de dos meses por la crisis del ébola.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba