Sociedad

Un vecino de Pastrana (Guadalajara) ordena demoler una ermita del pueblo para ampliar su casa

Según el ayuntamiento de la localidad, uno de sus vecinos ordenó a una constructora la demolición de la ermita de los Remedios, propiedad del Obispado de Sigüenza. 

El Ayuntamiento de Pastrana ha paralizado la obra de construcción de una casa privada y ha incoado expediente sancionador contra el vecino titular de las obras que, extendiendo de forma ilegal la licencia, demolió la ermita de los Remedios, propiedad del Obispado de Sigüenza, en ­Guadalajara. De igual forma, también el Obispado y la Hermandad de la ermita interpusieron el viernes pasado una denuncia contra el presunto responsable de los hechos, según informó el Consistorio de la villa ducal, según Efe.

La ermita de los Remedios, ubicada al final de la calle de la Castellana, se encuentra en una finca colindante a la del vecino que emprendió las obras, quien había pedido licencia a la Corporación para emprender las obras, pero fuera de su propiedad. Una vez se conocieron los resultados del estudio arqueológico correspondiente al solar, el consistorio concedió el permiso, válido única y exclusivamente para la finca de titularidad privada, explicaron desde el Ayuntamiento. La construcción de la vivienda, en cuya parcela se había procedido a la demolición de la anterior edificación por su estado ruinoso, comenzó por la cimentación.

Unilateralmente, el vecino ordenó a otra empresa constructora, distinta a la que llevaba a cabo las obras en su vivienda, la demolición de la ermita el pasado 20 de noviembre. Alertados por algunos vecinos, representantes municipales y agentes de la Guardia Civil se personaron en el lugar de los hechos y comunicaron a los operarios la paralización inmediata de la obra. "Acto seguido nos personamos en el lugar, junto a la Guardia Civil, aunque lamentablemente ya fuera tarde para evitar la demolición de la ermita, por su pequeño tamaño y por haberse emprendido a primera hora de la mañana y de forma alevosa", añadió el alcalde, Ignacio Ranera.

El Ayuntamiento de Pastrana entiende que se ha producido un atentado contra el patrimonio histórico, cultural y religioso de la villa, por lo que convocó una reunión que se produjo el pasado viernes a la que acudieron todas las instituciones afectadas. La ermita tenía la catalogación de Bien Especial Protegido por lo que el Obispado de Sigüenza y la Hermandad de la ermita han interpuesto las correspondientes denuncias contra el vecino en el cuartel de la Guardia Civil de Pastrana. Ambas instituciones estudian emprender, también, acciones legales contra la empresa constructora que accedió a actuar sin estar facultada para ello en una propiedad distinta a la que era objeto de las obras. "Tanto el Obispado de Sigüenza­ como la Hermandad y el propio Ayuntamiento nos hemos comprometido a devolver la ermita de los Remedios a su estado original", concluyó Ranera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba