Sociedad

Los íntimos del rey emérito, incluida Corinna, hablan de la vida que lleva ahora

"He sido muy clara en mis declaraciones sobre nuestra amistad. Algunas personas difundieron desagradables rumores acerca de que yo no me quería ir, que estaba tratando de negociar algún acuerdo y que estaba resultando una persona difícil. Esto es categóricamente falso", dice Corinna. 

El rey emérito en una de las imágenes del reportaje de la revista
El rey emérito en una de las imágenes del reportaje de la revista Vanity Fair

¿Qué hace el rey emérito desde que cedió el trono a su hijo? ¿En qué ocupa sus ratos libres? ¿Con quién? Son preguntas a las que ha intentado dar respuesta la revista Vanity Fair, que en su número de diciembre publica una entrevista con declaraciones de los amigos íntimos de don Juan Carlos, incluida Corinna, reticente a hablar desde que su nombre salió a la palestra. 

"He sido muy clara en mis declaraciones sobre nuestra amistad. Algunas personas difundieron desagradables rumores acerca de que yo no me quería ir, que estaba tratando de negociar algún acuerdo y que estaba resultando una persona difícil. Esto es categóricamente falso. Tan falso como la casa fantasma de Madrid", explica la autodeclarada "amiga íntima" del rey, que ahora trabaja para los príncipes de Mónaco. 

Precisamente sobre esta relación del monarca con la aristócrata hablan por primera vez íntimos del rey como Josep Cusí, exregatista y armador catalán que conoció al rey en los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972. "Esa persona ha desaparecido totalmente de nuestro mapa. ¡Que levante la mano el que no haya tenido un mal momento en su vida! Pero le digo una cosa, el rey ha tenido mucho más mérito en corregir esta historia que en continuarla. Se equivocó y lo asumió. Corrigió su error. Los que hemos estado verdaderamente a su lado, al lado de don Juan Carlos, hemos presionado para que eso fuese así. La lealtad consiste en eso", señala. 

"Se equivocó y lo asumió. Corrigió su error. Los que hemos estado a su lado hemos presionado para que eso fuese así", explica un íntimo del rey sobre su relación con Corinna

"Corinna ha pasado a la historia. El rey tomó la decisión de acabar definitivamente con esta relación. Fue una decisión del monarca y con la que Corinna no estuvo muy de acuerdo", apunta en la misma línea Manuel Fuertes de Gilbert, barón de Gavín, reforzando la teoría de Corinna de que mucha gente presionaba con el argumento de que ella no se quería ir. 

Vida relajada

El rey emérito ha pasado de presidir más de 200 actos oficiales a apenas 30, y recorre la geografía visitando las mansiones de sus multimillonarios amigos por todo el mundo, llegando incluso a navegar en su nuevo "Bribón", un regalo de sus leales. "Viene mucho por aquí a La Romana, se aloja varios días y todo el mundo le conoce. Cuando llega saluda tanto al jardinero como al chófer, al personal de servicios.... a todos, y todos le admiran. Es un ejemplo a seguir. Actúa como un jubilado, aunque siempre tendrá responsabilidades. Ahora dispone de un poco más de tiempo para viajar y descansar. Se lo merece. Está tratando de gozar de los años de vida que le quedan", comenta Pepe Fanjul, multimillonario empresario de la caña de azúcar y dueño de la urbanización La Romana en República Dominicana. 

En la misma línea sobre la empatía del monarca se muestra Josep Cusí. Desde que se conocieron, según la revista, es su amigo más leal, hablan todos los días y junto a Pedro Campos, regatista y armador también, le han regalado al rey el BribónXVI. "Tiene una empatía muy grande, pero amigos leales cada vez hay menos. Tuvo muchos de peloteo que le abandonaron, pero que estaban muy cercanos a él cuando se encontraba en la cúpula. Amigos verdaderos somos muy pocos", dice Cusí.

También desde Múnich 1972 conoce el rey a Gerardo Seeliger, cofundador de la consultora Seeliger y Conde, quien señala que hay una necesidad y una obligación de las personas que están alrededor del monarca de ocupar al rey en asuntos candentes, y él mismo tiene ilusión por involucrarse en proyectos regeneradores. "Mantiene una imagen que fortalece a España y se ha ganado un gran respeto", recoge la revista. 

"Su hija no le obedeció y la relación se resquebrajó. No puedes cortar de raíz con tu hija, una postura es de rey y otra la de padre", señala Antonio Camuñas

Su hija, en el banquillo

Sobre la complicada situación de su hija la infanta Cristina por el caso Nóos, escribe Antonio Camuñas, empresario y presidente de Global Strategies, una de las personas que mejor conocen al rey y también a las infantas. "Le pidió a Cristina que cerrase el chiringuito, le ofreció buscarle un trabajo a su marido -el puesto que obtuvo en Telefónica- y le pidió que se alejara, pero su hija no le obedeció. Y la relación se resquebrajó. Es cierto que no puedes cortar de raíz con tu hija, una postura es la de rey y otra la de padre", añade Camuñas. 

La importancia del rey es especialmente reseñada por Carlos Falcó, el marqués de Griñón, conocido de don Juan Carlos desde la infancia. "Él goza de un gran prestigio y admiración a nivel internacional. Se le pone al teléfono cualquier jefe de estado. Desaprovechar eso sería inútil", declaraba. 

Los íntimos también se refieren a la salud del monarca, especialmente deteriorada en los últimos años. El regatista Campos habla de uno de los episodios complicados, en el que "la infección era tan grande que él mismo llegó a pensar que iba a morir. Estaba verdaderamente mal". "Ves a un señor de 77 años con bastón y no te encaja en una actividad deportiva, pero capitanear un barco precisa de una concentración mental muy importante y para eso él está en perfectas condiciones. Es un deportista nato, con una gran afición y capacidad de sufrimiento", añade Mauricio Sánchez Bella, comandante de vuelo y regatista y propietario del Acacia, donde el monarca navegó en una reciente regata, señala la revista. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba