Sociedad

El Rey permanecerá entre dos y seis meses de baja, tras una operación calificada como "un éxito"

Concluye de forma satisfactoria la operación de hernia discal del Rey, que ha durado tres horas. El monarca está "satisfecho" de haber dejado atrás una situación muy molesta por los dolores, según palabras del príncipe Felipe, que ha podido hablar con él en la UCI. No obstante le espera un "trabajo duro" para recuperarse.

El Rey permanecerá entre dos y seis meses de baja, tras una operación calificada como "un éxito"
El Rey permanecerá entre dos y seis meses de baja, tras una operación calificada como "un éxito"

El Rey se recupera en la clínica madrileña La Milagrosa de la operación de hernia discal a que se ha sometido este domingo, que ha concluido con éxito, según ha explicado en un comunicado la Casa Real. Don Juan Carlos ha abandonado el quirófano unas tres horas después de entrar en la sala de operaciones y permanecerá toda la noche en observación.

El doctor de la Manuel de la Torre ha estimado que el monarca permanecerá entre dos y seis meses de baja. En una rueda de prensa, el doctor ha vuelto a repetir que la operación ha sido "absolutamente estable" y que la recuperación del Rey es "muy buena".

El Príncipe de Asturias ha dicho que la operación del Rey "ha ido muy bien" gracias al "magnífico trabajo" del cirujano y ha asegurado que el monarca está "satisfecho" de haber superado una situación muy molesta por los dolores, a la que ahora seguirá un etapa de "trabajo duro" para su recuperación.

En unas breves declaraciones, Don Felipe ha explicado a los periodistas apostados a la puerta de la clínica La Milagrosa, donde el jefe del Estado ha sido intervenido de una hernia discal, que él y la Princesa han podido intercambiar con su padre "dos palabras" en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde se recupera el paciente.

"El estaba agusto, dentro de que es un postoperatorio y estaba en la UVI", ha afirmado el heredero de la Corona, quien ha elogiado el trabajo del neurocirujano Manuel de la Torre, y de su equipo, durante las tres horas que ha durado la intervención.

Poco antes de que hablara Don Felipe, habían abandonado el centro sanitario la Reina, primeramente, acompañada del jefe de su Secretaría, José Cabrera, y después las infantas Elena y Cristina, en su caso junto a su secretario, Carlos García Revenga. A diferencia de lo que ocurrió en diciembre pasado cuando quiso visitar a su padre tras su última operación de cadera, la Infanta Cristina no ha acudido a la clínica en compañía de su marido, Iñaki Urdangarin.

La séptima intervención del monarca en tres años

El doctor ofrecerá una rueda de prensa hacia las 18:00 horas en el salón de actos de la clínica para explicar los detalles de la operación y la evolución médica del paciente.

De la Torre ha utilizado en el quirófano un equipo tecnológico de última generación, que le ha permitido utilizar el instrumental con la máxima precisión y seguridad ante la hernia discal y estenosis de canal que el Rey padece en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral.

Su trabajo ha consistido en "rebajar" el saliente herniado del disco que presiona el canal vertebral, liberar las raíces nerviosas comprimidas por la estenosis y reconstruir las estructuras dañadas.

La de hoy ha sido la séptima intervención quirúrgica en casi tres años a la que se someta Don Juan Carlos y la cuarta en menos de un año. El Rey llegaba a las 11.39 horas de este domingo a la Clínica La Milagrosa de Madrid y entraba a quirófano pasadas las 13 horas. Don Juan Carlos ha llegado a bordo de un monovolumen sentado en el asiento del copiloto, cuya ventanilla estaba bajada, por lo que se le ha podido ver sonriente y saludando a los numerosos medios de comunicación que aguardaban en la puerta.

A pocos metros de la entrada del garaje donde se agolpaba el grueso de los medios de comunicación, Don Juan Carlos ha bajado la ventanilla del vehículo y le ha dicho a unas pocas cámaras de televisión: "Aquí estoy otra vez". A continuación, el coche ha entrado en el parking evitando pararse ante el grupo principal de medios de comunicación, aunque la ventanilla del asiento del copiloto se mantuvo abierta para que el resto de cámaras pudieran grabar al jefe del Estado.

En diciembre pasado, cuando el Rey ingresó en el hospital para ser operado de la cadera, una periodista que estaba embarazada se cayó al suelo cuando los profesionales de los medios se acercaron al coche del jefe del Estado en busca de la mejor imagen. En esta ocasión, se ha evitado que una situación así pudiera repetirse al no detenerse el vehículo ante los numerosos medios de comunicación.

Además de los medios de comunicación, unas pocas decenas de ciudadanos y vecinos del barrio aguardaban la llegada del monarca, al que algunos han aplaudido. Uno de ellos portaba una pancarta en la que se podía leer: "Don Juan Carlos, el Im...prudente. Mala para para España".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba