Sociedad

El Vaticano llama a capítulo a Sor Lucía, la monja de la tele, por su excesivo protagonismo mediático

La argentina, habitual tertuliana e hincha del Barça, recibe un toque de atención por parte de la Santa Sede. Su caso contrasta con el de Sor Teresa Forcades, que se plantea cambiar el hábito por la política, de la la mano de los soberanistas catalanes.

Sor Lucía en la firma de su libro durante la festividad de San Jordi 2015
Sor Lucía en la firma de su libro durante la festividad de San Jordi 2015 Gtres

Estar expuesto a los medios de comunicación y ser religioso no es algo que caiga bien a los ojos del Vaticano y las diócesis catalanas. Así lo están comprobando las dos monjas más conocidas de Calatuña, Lucía Caram y Teresa Forcades, que debido a su ajetreada agenda mediática y activista se plantean la exclaustración aunque cada una lo afronta con diferente suerte.

Según informa este martes el diario La Vanguardia, Lucía Caram ha sido llamada a capítulo por la embajada de la Santa Sede en España y el pasado viernes fue recibida en el Vaticano por el secretario de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada, José Rodríguez Carballo. Por su parte, Teresa Forcades pasa por otra situación totalmente distinta, ya que acaba de comunicar a la plataforma a la que pertenece, Procés Constituent, que está dispuesta realizar un paréntesis en su vida religiosa para encabezar coalición de izquierda soberanista en las elecciones al Parlamento catalán.

Forcades está dispuesta a dejar la vida religiosa para presentarse como candidata del Procés Constituent el próximo 27S

Sor Lucía podría haber recibido un toque de atención por parte de la nunciatura, la cual estima que no es compatible su fuerte exposición mediática con los fundamentos que debe tener toda vida conventual. La argentina es una monja dominica contemplativa que compagina en su vida claustral la oración, el estudio y la vida en comunidad con la actividad social. Creó la fundación benéfica Rosa Oriol, encabezada por la empresaria Rosa Tous y por Elena Rakosnik, esposa del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

La posición de Sor Teresa es diferente, debido a que no ha tenido ningún apercibimiento verbal por parte del Vaticano. Forcades ha estado muy involucrada en hacer campaña para la independencia de Cataluña sin renunciar a colaborar activamente con la nueva izquierda alternativa española. Conforme revela La Vanguardia, desde hace unos días se conoce su disposición a abandonar  la vida religiosa para su plena dedicación política como candidata del Procés Constituent para las próximas elecciones del 27 de septiembre.

Ambos asuntos fueron tratados por los obispos catalanes hace unos meses durante un concilio de la Conferencia Episcopal de Tarragona. En la reunión se pidió a los obispos Casanova y Cortés, obispos de Vich y San Felíu de Llobregat respectivamente, que buscasen soluciones para las diferentes tesituras.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba