Ranking Top 5 de los 'selfies' más peligrosos

Cuando todo el mundo tiene ya su propio selfie en las redes sociales, destacar respecto al resto de los mortales sólo puede venir de la mano de la originalidad y, para ello, hay gente que daría su vida con tal de tener más likes en sus páginas. Desde Vozpópuli repasamos cinco casos que por su peligrosidad, no os dejarán indiferentes.

El selfie es la moda de esta década: no existe casi ninguna persona en el mundo que a día de hoy no se haya sacado un selfie con la cámara frontal de su teléfono. Se han escrito libros sobre ellos, se han hecho esperimentos sociológicos, se han utilizado como reclamo publicitario en marketing, se han inventado estilos periodísticos e incluso fue la palabra del año.

Para medir el furor que tienen los selfies en la actualidad, hay que reparar que la foto más compartida en las redes sociales es, precisamente, un autorretrato realizado con un móvil. Teniendo en cuenta la popularidad que está cogiendo este 'estilo' fotográfico, cabe preguntarse ¿cómo se renueva uno para ser original y creativo, y conseguir llamar la atención respecto a los demás selfies? La respuesta es obvia: destacar del resto del material a toda costa, incluso si ésto conlleva realizar una acción que te lleve a la muerte. Hemos escogido los cinco casos más descabellados y sorprendentes de personas que lo dan todo (incluso su integridad física) con el fin de tener la instantánea más comentada.

NÚMERO 5: Selfie delante de un coche de carreras… ¡en plena carrera!

Las carreras de automóviles es lo que tienen: que los coches van rápido. Si aún así alguien decide ponerse delante de uno de estos coches para sacarse una foto, las consecuencias quedan, en el mejor de los casos, en un gran susto. En este caso, una chica se pone en la mitad de la carretera donde están realizando una carrera de automóviles, dando la espalda al coche, para que un acompañante haga una instantánea. Si veis las imágenes a cámara lenta, os daréis cuenta que por pocos milímetros, el coche no llega a alcanzar el pie de nuestra protagonista.

No sabemos cómo quedó la foto que sacaron a la chica, pero el vídeo es, cómo mínimo, espectacular.

NÚMERO 4: Selfie con un peligroso tornado

Vas en el coche y ves que hay un tornado que se está aproximando a ti, ¿cómo reaccionas? Si eres una persona convencional con selfies aburridos, seguro que escaparías. Pero no todos actúan de la misma manera. A este hombre se le ocurrió aproximarse para sacarse un autorretrato, a pesar de que estos fenómenos climatológicos cambian de posición muy rápido y el huracán puede engullirte sin que te des cuenta. De hecho, tal y como podemos ver en las imágenes, el tornado llegó a alcanzar al joven, pero llegó a tiempo para salvaguardarse en el coche. ¿Creéis que merece la pena arriesgarse tanto para conseguir la imagen deseada? 

NÚMERO 3: Selfie debajo de un salto de motocross

Al igual que en la carrera de coches, antes mencionada, las carreras de motocross no dejan de ser peligrosas. El número 3 de la lista de los selfies más peligrosos fue grabado en Wildwood Lago Raceway, cerca del Little Hocking, según la descripción que acompaña el vídeo. Como parece que la competición era aburrida, estos dos primos decidieron darle un toque de adrenalina para darle emoción al juego y decidieron grabarse en la pista. El primer piloto frenó cuando vio al fan salirse de la carretera, a lo que el piloto le despojó “Pensé que estabas tratando de detenerme”, mientras que el joven fotografiado le contestó “No, en absoluto”. No obstante, segundos más tarde, un segundo motorista colisiona con el protagonista y el operador de cámar, llevándose a los dos por delante.

NÚMERO 2: Si conduces, no te grabes

De este caso ya os estuvimos hablando en Vozpópuli hace unos meses: Un grupo de jóvenes estadounidenses se grabaron cantando al más puro estilo 'Mama Lover' de Serebro, pero con un final mucho más trágico: lo que comenzó en el vídeo de un karaoke divertido, acabó en una traumática experiencia en la que registraron su propio accidente de tráfico. Lo cierto es que, a pesar de haberse popularizado mucho, el palo de selfie no parece el instrumento más adecuado para utilizarlo dentro de un coche cuando está en marcha.

NÚMERO 1: Selfie raspando un tren

Finalmente, presentamos el selfie más inverosímil de todos. Un joven que se graba a sí mismo al lado de las vías para que el tren pase al lado suyo, lo más cerca posible y roce su cara pero sin tocarle. A pesar de la estúpida y peligrosa maniobra, el joven no cuenta con que el conductor del convoy saca su pierna para darle una patada justo en el momento que pasa al lado suyo. ¿Creéis que el maquinista, para darle un escarmiento al chico, hizo lo correcto sacando la pata o pensáis que puede llegar incluso a ser más peligroso su castigo?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba