Sociedad

Psicólogos 'low cost': varios gabinetes ofrecen terapia anticrisis a precio de saldo

El incremento de los trastornos mentales derivados de la situación económica ha llevado a distintas organizaciones a impulsar tratamientos terapéuticos a un precio razonable. "Nuestra sesión cuesta 20 euros frente a los 100 que puede valer en una consulta privada", aseguran.

Desde el inicio de la crisis, los casos de depresión se han disparado un 20%
Desde el inicio de la crisis, los casos de depresión se han disparado un 20% GTRES

La crisis económica pasa factura a la salud mental de las personas. Sus efectos están dejando a miles de ciudadanos al borde de la locura tras encadenar largos periodos sin encontrar trabajo, ver cómo se frustran sus proyectos de vida o ni siquiera tener dinero para alimentar a sus hijos. Desde el inicio de la crisis en 2008, los casos de depresión se han disparado casi un 20 por ciento, mientras que los de ansiedad superan el 8%. También el consumo de antidepresivos se ha triplicado.

Estar desempleado o tener algún familiar en paro y sufrir dificultades para pagar la hipoteca son los dos factores de riesgo más influyentes para caer en el bucle de la depresión, según apunta el último informe de la Sociedad de Salud Pública. Precisamente en tiempos dificultad, cuando las personas necesitan más los servicios de psicólogos pues el estrés y la ansiedad parecen haberse extendido como la pólvora, los bolsillos no están para gastos extra.

En este contexto, marcado también por aquellos que no pueden pagar una consulta psicológica privada o por los que ven incompleto el tratamiento que da la Seguridad Social, varias organizaciones, tratando de poner buena cara al mal tiempo, están volcadas en ofrecer consultas psicológicas a precio de saldo. Es el caso de S.O.S Psicología, un colectivo que nació hace un año en Bilbao. "Vimos que muchos clientes no podían pagar las tarifas y entonces decidimos poner nuestro granito de arena creando una asociación para ayudar a la gente a salir de la crisis", explica a Vozpópuli la psicóloga Marta Corral, una de sus fundadoras.

En la actualidad, cuentan con doce colaboradores y psicólogos que, repartidos por la geografía española, atienden fundamentalmente a personas a las que la crisis ha agobiado en mayor medida. "Dedicamos nuestras horas libres a gente con menos recursos, lo hacemos por vocación, cada uno aporta lo que puede", asegura Corral añadiendo que las consultas sobre desesperanza se han disparado en los últimos meses.

"El hecho de haber bajado los precios no supone ningún menoscabo profesional", aseguran desde Mentes Abiertas

Quienes recurren a sus terapias son "personas sin trabajo muy desesperadas porque tienen familia, no encuentran trabajo, no ven salida y entran en un bucle de depresión" y con ingresos bajos. "Atendemos a quienes no llegan a 750 euros de ingresos mensuales. Cobramos 20 euros por sesión, frente a los entre 50 y 100 que puede costar en un gabinete privado", argumenta al respecto. 

"Es posible hacer otro tipo de psicología"

Otra de las organizaciones que facilita el acceso a los denominados psicólogos 'low cost' es Mentes Abiertas. Su objetivo es ofrecer "psicología a un precio razonable, lo más social posible". Aquí una sesión cuesta 25 euros y a diferencia de S.O.S Psicología, no establecen ningún requisito. "Tratamos de ofrecer psicología al mayor número de personas posible. No hay filtros. Es mejor que la gente asista y cuide su salud mental", apunta Ignacio Calvo, uno de sus fundadores.

Esta asociación sin ánimo de lucro, autogestionada con las cuotas de los que acuden a sus terapias, nació hace casi cuatro años y actualmente cuenta con catorce psicólogos colaboradores y otros tantos voluntarios, principalmente recién licenciados que ven en Mentes Abiertas un trampolín para ejercer su profesión. Atienden a entre 150 y 200 personas a la semana, mayoritariamente por patologías relacionadas con la crisis como trastornos de ansiedad o acoso laboral, aunque el abanico es mucho más amplio. "Los problemas propios de la situación económica hacen que haya más desesperación y episodios complicados y eso hace más factible que las personas tengan problemas de salud mental", manifiesta Calvo, recordando que, sin embargo, "mucha gente necesita ir al psicólogo haya o no haya crisis".

"Tratamos de ofrecer psicología al mayor número de personas posible", apunta Calvo

Y prosigue: "Esto es algo que la Seguridad Social no puede ofrecer. Así que nosotros ponemos la psicología en su lugar. Gracias a nuestra asociación, muchas personas han podido ir a un terapeuta". Asimismo, y ante cualquier duda que pudiera surgir, Calvo defiende que "el hecho de haber bajado los precios no supone ningún menoscabo profesional. Todos tenemos un currículum sobradamente demostrado", zanja al respecto.

"Cuando no se puede pagar, no se paga"

En una situación similar se encuentra Psicólogos sin Fronteras, cuyas raíces se remontan al año 1996, con las inundaciones del camping de Biescas (Huesca). Ligados en un principio a emergencias y catástrofes, ahora se encuentran en plena transformación en una fundación de carácter internacional. Trabajan en dos direcciones: por un lado, intentando cubrir el hueco dejado por "un gran numero de psicólogos y de dispositivos de atención que se han recortado o eliminado" y por otro, atendiendo "a un amplio número de personas que efectivamente piden y demandan atención".

"Tenemos varios programas activos y en particular dos muy ligados a la crisis. Uno es psicología en tiempos de crisis, cuyo objetivo es acercarse a los problemas, es decir, acompañar a personas/ familias que puedan sufrir un desahucio, que hayan sido estafados por los bancos, como en el caso de las preferentes, o parados de larga duracion. Y otro, un programa de atención psicológica a bajo coste (o sin coste según los casos)", cuenta su portavoz, Guillermo Fouce.

El coste de sus terapias va en función de cada caso. "De acuerdo a un protocolo de valoración, que elaboramos con ayuda de trabajadores sociales, determinamos el baremo de lo que se pagaría y cuando no se puede pagar, no se paga, se firma un acuerdo con el usuario sobre la veracidad de los datos económicos", concluye Fouce. Ejemplos de psicología barata anticrisis para paliar un mal creciente: la Organización Mundial de la Salud calcula que en 2030 la depresión será el principal problema de salud.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba