Sociedad

La última de Calatrava: retirar la cubierta de su Palau de les Arts costará 3 millones a la Generalitat

Así lo ha explicado el conseller de Economía, Máximo Buch, que ha presentado el informe encargado para evaluar los desperfectos de la cubierta del coliseo diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

Santiago Calatrava, con el Palau de les Arts al fondo9
Santiago Calatrava, con el Palau de les Arts al fondo9 archivo

El coste total que supondrá la retirada de todo el revestimiento cerámico de la cubierta del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, diseñado por Calatrava, ascenderá a tres millones de euros, de los cuales 1,1 millones se han destinado ya a la primera reparación de emergencia de finales de diciembre, cuando empezó a desprenderse, según informa Efe.

El Palau de les Arts costó al erario valenciano 478 millones de euros, a pesar de que su presupuesto original era cuatro veces menor.

El nuevo coste lo ha explicado este miércoles el conseller de Economía, Máximo Buch, en la rueda de prensa ofrecida tras la reunión del consejo de administración de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA), que él preside, y donde se ha presentado el informe encargado para evaluar los desperfectos de la cubierta del coliseo diseñado por el arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

Según Buch, el 60% de la superficie de la cubierta está suelto y eso hace necesario el desmontaje total del "trencadís", de lo cual se hará cargo la empresa Bertolín con el objetivo de que el Palau pueda acoger el 23 de febrero el estreno previsto para esa fecha, "L'italiana in Algeri", de Rossini.

La cancelación de "Manon Lescaut", que iba a estrenarse el 1 de febrero, ha supuesto ya un coste de 623.000 euros, ha añadido el conseller, quien ha informado de que Calatrava le ha telefoneado este miércoles para expresarle su deseo de alcanzar "amistosamente" una solución al problema que ha obligado al cierre temporal de este edificio.

El consejo de administración de CACSA ha instado a la abogacía de la Generalitat a que analice las posibles demandas que se puedan llegar a interponer contra el estudio de Calatrava, contra la UTE de las constructoras o contra la empresa de ingeniería que participó en el proceso de construcción. Esta última, durante los últimos seis meses, ha estado haciendo catas para detectar el origen del abombamiento de diversas partes de la cubierta.

Buch, que ha dicho que revestir el Palau es como "alicatar un barco", ha explicado que el coste de 3 millones de euros para la retirada del "trencadís" no incluye volver a colocar este revestimiento decorativo, que pesa "unas cuantas toneladas-, una medida de la que se ha mostrado partidario si existe una solución técnica adecuada.

Según el informe preliminar del Instituto Tecnológico de la Construcción (Aidico), a falta de más pruebas que ofrezcan un estudio definitivo, la separación de revestimiento y la cubierta metálica es variable, pero alcanza hasta cinco centímetros, y el problema está prácticamente generalizado en la mayor parte de la superficie de la cubierta, de 8.000 metros cuadrados.

Se ha producido penetración de agua bajo el revestimiento, que ha originado oxidación y picaduras, y en algunos puntos el óxido presenta "un aumento de volumen de cierta magnitud", según el informe facilitado a los medios de comunicación.

Aidico considera que se trata de un "claro fallo de la adherencia de la capa de contacto" (capa elástica adhesiva) entre el revestimiento y el soporte, que se despega por las tensiones del peso del "trencadís" (por la verticalidad de la cubierta) y de las acciones térmicas, dado que el acero y el revestimiento presentan diferentes comportamientos térmicos y de dilatación.

La fachada sur del Palau es la más afectada y será en ella donde mañana mismo comenzará a colocarse una red de protección, que también se instalará en una de las puntas del edificio para permitir el rodaje de la película de Disney "Tomorrowland", cuyo inicio está previsto en los próximos días.

Una vez instalada la malla de protección se retirará el revestimiento, una actuación que llevará a cabo la empresa Bertolín mediante una adjudicación directa de CACSA y que costará 1,1 millones. Posteriormente, se sacará a concurso la reparación del resto de las caras sur y norte y se pintará de blanco la cubierta, una medida que costará aproximadamente 1,9 millones.

La Generalitat se reunirá a finales de esta semana o principios de la próxima con el equipo técnico del estudio de Calatrava, con la UTE constructora (Dragados-Acciona) y la ingeniería Intemac, que no ha entregado informe alguno sobre las citadas catas realizadas, para tratar sobre las causas y la responsabilidad de lo sucedido.

Según el informe, la causa del fallo está en el propio diseño y selección de los materiales o en la ejecución de la obra, o en una combinación de ambas.

El conseller, quien ha lamentado el daño a la imagen turística, ha indicado que por el momento no se puede decir "quién es" el responsable, pero ha asegurado que a los valencianos "no les va a costar nada" y que para ello los contratos para la reparación se harán con plazos de pago dilatados, para "poder recuperar antes el dinero".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba