Sociedad

Hacienda precinta por impago la bodega de Gastro, el restaurante de Sergi Arola

El restaurante, propiedad del chef y su mujer, adeuda 300.000 euros a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social. "Los bancos se llevan la fama de ser los malos de la película, pero en mi caso sí han negociado: es la Administración la que se niega", indica Arola.

El cocinero Sergi Arola.
El cocinero Sergi Arola. Efe

Funcionarios de Hacienda han precintado este martes a mediodía la bodega del restaurante madrileño Gastro, propiedad del chef Sergi Arola y su mujer, Sara Fort, por un impago de 300.000 euros a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social.

"Así me pagan todos estos años de servicio de representación a mi país", afirmó Arola en declaraciones a Efe poco antes de embarcar desde París, donde el chef inició una aventura hace un año al frente de los fogones del hotel W Ópera. El chef reconoció a la edición española del Huffington Post que "tendremos que cerrar esta noche, aunque estábamos completos: no podemos no servir vino en un restaurante como éste". "¿Para qué vamos a abrir si no tenemos vino? ¿Hasta qué punto merece la pena abrir con esta presión?", ha exclamado.

La deuda inicial era de 340.000 euros, pero Gastro, abierto hace cinco años y destacado con dos estrellas Michelin, ha sido capaz de reducirla en 40.000 euros en los últimos meses. Arola y Fort presentaron un plan de viabilidad para pagar la deuda sin avales, posibilidad recogida en el Reglamento de Recaudación. La jefa de sala del restaurante Sergi Arola, que abrió hace cinco años junto a su marido, ha explicado que desde hace ocho meses han estado intentado devolver a Hacienda mensualmente una cantidad de 2.500 euros para liquidar su deuda, pero que "no es suficiente" porque les han pedido un aval, del que ahora no disponen.

"Los bancos se llevan la fama de ser los malos de la película, pero en mi caso sí han negociado: es la Administración la que se niega", ha indicado el chef. “Creo que Hacienda está buscando un escarmiento, y van contra todo aquel que tenga un nombre”, ha declarado Arola.

"Todas mis propiedades están aquí dentro", ha subrayado Fort, quien ha recalcado que "en caso de no encontrar una solución" el proyecto gastronómico "tendrá que empezar de cero". Además, Arola tiene en Madrid un gastrobar, "Vi Cool", situado en el barrio de Huertas y que abrió sus puertas en otoño de 2011 con una cocina más accesible, que nació con el objetivo de completar la de su restaurante de la zona Chamberí.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba