CASO MADRID ARENA

Diviertt asegura que una empresa municipal autorizó la utilización del recinto donde se guardaron las entradas del Madrid Arena

La empresa de Miguel Ángel Flores niega que exista una "operación para ocultar las urnas" donde se guardaban los tickets y asegura que sólo la empresa de seguridad Seguriber "tenía llaves de acceso" al edificio Satélite.

Miguel Ángel Flores (en el centro) a su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, tras quedar en libertad después de depositar la fianza.
Miguel Ángel Flores (en el centro) a su salida de los Juzgados de Plaza de Castilla, en Madrid, tras quedar en libertad después de depositar la fianza. EFE

Diviertt, la empresa encargada de organizar la fiesta de Halloween en el Madrid Arena donde murieron cinco chicas, niega que haya una "operación para ocultar las urnas" donde se guardaban las entradas al recinto, y asegura que sólo la empresa de seguridad Seguriber "tenía llaves de acceso" al edificio Satélite. Así se ha expresado la empresa que dirige Miguel Ángel Flores en un comunicado, recogido por Europa Press, un día después de que el propio Flores haya sido detenido y posteriormente, puesto en libertad tras pagar una fianza de 200.000 euros.

La empresa, que sostiene que la solicitud de prisión incondicional "venía propiciada por un señuelo para distraer la atención sobre otros imputados", expone que Flores dijo ayer al juez que  "la empresa pública del Ayuntamiento, Madrid Espacios y Congresos, había autorizado la utilización del recinto colindante con el Madrid Arena, llamado Satélite, como al menos en otra ocasión anterior, para almacenar todo el equipamiento tras la celebración del Thriller Music Park" y que tan sólo Seguriber podía acceder a él.

Según relata la empresa, esta autorización se solicitó por razones prácticas, ya que Diviertt iba a celebrar el 8 de noviembre un festival en el mismo recinto e iba a comenzar la instalación y decoración el 5 de noviembre por lo que así, "se evitaban transportes innecesarios". Además, sostienen que el responsable de Diviertt  dijo al juez que "ni él ni ninguno de los miembros de su equipo de profesionales, disponía de llaves de este recinto". De hecho, dice que afirmó que, "en su conocimiento, sólo el personal de Seguriber disponía de las llaves para acceder". "Por ello, no tiene ningún sentido que se esté difundiendo una supuesta operación, ordenada por él y dirigida a ocultar las urnas", sostiene la empresa. En las urnas, que fueron encontradas dos semanas después del suceso se contabilizaron casi 7.000 entradas más de las permitidas.

Asimismo, se refiere al vídeo publicado por el diario El Mundo y asegura que esas imágenes muestran el momento en el que Flores y el señor Del Amo, responsable de Madrid Espacios y Congresos, están a la espera de la llegada de las autoridades a la enfermería, ubicada a aproximadamente unos 20 metros del lugar donde se encontraban ellos dos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba