Sociedad

Médicos y pacientes esgrimen el ahorro para reclamar medicamentos unidosis

Desde hace meses se viene impulsando el uso de medicamentos unidosis para optimizar los tratamientos prescritos a los pacientes y para ahorrar costes. Aunque los nuevos formatos ya se encuentran disponibles, son los farmacéuticos los más reticentes a la hora de facilitarlos. 

El debate sobre la implantación de los medicamentos unidosis aún no ha cogido fuerza en España, pese a que desde hace tiempo los sectores afectados vienen reclamándolo. El principal motivo esgrimido por médicos, pacientes, y también por gestores del Sistema Nacional de Salud, es el importante ahorro que supondría este tipo de prescripción. Sin embargo, serían algunos farmacéuticos los que más oposición estarían presentando a esta opción. 

Según un estudio realizado en dos centros de Barcelona, el ahorro sería de 133.000 euros anuales, 3,1 por paciente, evitando 669.000 unidades galénicas anuales innecesarias

La pasada semana el Comité de Uso Racional del Medicamento (CURM) del Departamento de Salud de Alicante apostaba por aumentar la receta de medicamentos en unidosis, ya que según sus conclusiones, "supone un uso más racional al proporcionar la dosis exacta de medicación, evitando que sobren medicinas y que se acumulen en casa particulares, fuera del control facultativo". "Lo que pasa es que muchas recetas con prescripciones unidosis no son dispensadas en la farmacia. Los pacientes llegan y el farmacéutico les dice que 'eso no existe', y deben volver a pasar por el médico", explica Carlos A. Arenas, miembro de la Sociedad Española de Directivos de Salud

Este falso argumento esgrimido por algunos farmacéuticos que se resisten a venderlo por cuestiones económicas, lo desmontan desde Onedose Pharma, único laboratorio farmacéutico en España y Europa especializado en fabricación y comercialización de medicamentos genéricos en dosis unitarias, y que ya tiene siete principios genéricos en las farmacias desde el pasado septiembre, cuatro de ellos antibióticos. 

El principal objetivo de este sistema de prescripción es optimizar los tratamientos para evitar gastos innecesarios y la acumulación de sobrantes en los botiquines particulares. Sobre ese ahorro existen ya algunos estudios que hablan de una importante reducción de costes, como el de Segú Tolsà JL, de Evaluación del impacto de la utilización de medicamentos en dosis unitarias en dos centros de atención primaria de Barcelona. 

De este estudio, realizado entre enero y abril de 2012 en dos centros con cobertura para unas 36.000 personas y sobre una comparativa de 19 productos, se desprende que en términos absolutos el ahorro que habría supuesto utilizar dosis unitarias en lugar de las prescripciones realizadas habría sido de 45.000 euros, unos 133.000 anuales, mientras que se habrían evitado 212.000 unidades galénicas innecesarias, cerca de 669.000 anuales. El ahorro a nivel individual estaría en torno a los 3,1 euros anuales, evitando casi 19 dosis por persona y año. 

"Si los resultados hallados siguieran una pauta similar en el conjunto de los centros de Atención Primaria, los ahorros para el Sistema Nacional de Salud en Cataluña se situarían alrededor de 22 millones de euros anuales y casi 133 millones de dosis innecesarias", apunta el informe. 

La alternativa al envase multidosis no implica gastos adicionales para la farmacia porque el producto a sustituir no requiere manipulación ni fragmentación, según el estudio

Pese a que los autores del estudio admiten que los resultados pueden ser difícilmente extrapolables a todos los territorios por las diferencias de población atendida, sí que concluyen que aunque se ha realizado desde la perspectiva del ámbito prescriptor y pagador, la alternativa al envase multidosis no implica costes adicionales para la farmacia, ya que el producto a sustituir no requiere ni manipulación ni fragmentación. "Más allá del impacto sanitario, este sistema supondría una reducción del gasto vinculado a la prescripción, una reducción de la factura de farmacia para el Sistema Nacional de Salud, situar el stock de medicamentos donde debe estar y la reducción de los stocks domiciliarios, al menos de aquellos medicamentos que objetivamente no es conveniente que sean aplicados sin un diagnóstico previo", sentencia el estudio. 

Los pacientes, a favor

Aunque las autoridades sanitarias en España todavía no están movilizadas en este aspecto, en países como Francia sí se está debatiendo sobre este sistema. La ministra de Sanidad gala está planteando la implantación de medicamentos unidosis como una medida beneficiosa para el paciente y la sociedad, y el diario Le Figaro ha publicado una encuesta realizada a 15.000 franceses que refleja que el 80% está a favor de que se imponga este sistema. 

En España también han sido los pacientes los que se han mostrado favorables a este tipo de medidas. Uno de los ejemplos es la petición creada en la plataforma de acción ciudadana Change.org, donde se solicita al Ministerio de Sanidad que se puedan dispensar los medicamentos por unidades. Esta iniciativa ha recibido ya el apoyo de 150.086 personas y sigue siendo una de las reclamaciones de algunas asociaciones de pacientes. "Ayer tuve que comprar una caja con 30 comprimidos para mi hijo, que necesita un tratamiento de sólo ¡dos pastillas! Llevaré las 28 pastillas restantes a su pediatra, por si ella puede dárselas a otros padres que puedan evitar así esta compra inútil, por excesiva", explica el autor de la petición. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba