LA POLÉMICA POLÍTICA DE LA TRAGEDIA

Cifuentes deja en evidencia a Botella: envió al Madrid Arena el triple de policías que la alcaldesa

La delegada del Gobierno remite a la comisión de investigación del Ayuntamiento un escrito en el que destaca que tras la avalancha mortal destinó 120 policías nacionales al suceso, frente a los 42 municipales que desplegó el Consistorio.

Las cifras vuelven a dejar en evidencia la gestión que hizo el Ayuntamiento del suceso del Madrid Arena. La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, ha remitido a la comisión de investigación abierta en el Consistorio unas "consideraciones" en las que destaca que el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) envió antes y después de la tragedia un número muy superior de agentes a los que desplegó la propia Policía Municipal a pesar de que el primer cuerpo no tenía ninguna responsabilidad sobre la seguridad de la macrofiesta. En concreto, Cifuentes asegura que la Jefatura Superior de Policía, "a pesar de que no existía petición expresa por parte del Ayuntamiento de Madrid", estableció "el dispositivo policial adecuado en el exterior del pabellón Madrid Arena, con el fin de garantizar el mantenimiento del orden público en el caso de que se produjera alguna incidencia".

Al comienzo de la macrofiesta había 40 policías nacionales frente a 18 municipales. Tras la avalancha, 120 frente a 42

La delegada del Gobierno detalla en el escrito que en total fueron "40 agentes de la Policía Nacional, pertenecientes tanto a Seguridad Ciudadana como a la Unidad de Intervención Policíal [los conocidos como antidisturbios]" los que desplegó por la zona al comienzo del evento. Según detallaron a este diario fuentes policiales, estos efectivos se desplegaron en las zonas más alejadas al recinto, ya que la seguridad de las proximidades al mismo eran competencia de sus compañeros municipales. Para esta misión, el equipo de Ana Botella destinó únicamente a 18 policías a pesar de que el acto estaba catalogado como "nivel 1-alto riesgo", según detalló la propia Policía Municipal en un informe interno que ha remitido al juez que instruye el sumario. Aquel día, sin embargo, el Ayuntamiento había enviado a 40 agentes a un programa de televisión para controlar a las fans de un grupo musical juvenil que acudía al plató.

La ya importante diferencia en el número de efectivos de uno y otro cuerpo se hizo aún más patente después de la tragedia. Según Cifuentes, "en cuanto se tuvo noticia del incidente", el CNP "triplicó" el nuevo de agentes hasta alcanzar los 120 efectivos. La delegada del Gobierno insiste que fueron ellos los que "efectuaron el proceso de desalojo paulatino que se llevó a cabo de forma meticulosa para evitar situaciones de pánico entre los asistentes, y posibles avalanchas". Por su parte, los responsables de la Policía Municipal sólo destinaron a la zona 24 nuevos agentes, que se sumaron a los 18 que estaban en la zona desde las 23:00 del día anterior. En total, 42, una tercera parte de efectivos que el CNP. El propio informe de los mandos de la Policía Municipal apunta a que sus agentes mantuvieron tras la avalancha una actividad muy secundaria.

Cuatro folios de extensión

El escrito, de sólo cuatro folios de extensión y con tres anexos documentales, fue redactado por la delegada del Gobierno el pasado 16 de noviembre, un día después de que el Ayuntamiento de Madrid hiciera público su informe sobre la tragedia en el que apuntaba que dos policías nacionales habían realizado una inspección previa del recinto sin encontrar deficiencias en su seguridad. Aquel polémico documento, presentado públicamente por Ana Botella, fue respondido el mismo día por la Delegación del Gobierno con una nota de prensa en la que se negaba que la función de la pareja de agentes que acudió al pabellón poco antes de su apertura para la macrofiesta fuera la que le adjudicaba el Consistorio. Un día después, Cifuentes redactaba el escrito que el pasado martes remitió a la comisión de investigación del Ayuntamiento. Ayer fue entregado a los grupos políticos del consistorio.

Cifuentes se muestra en su escrito dispuesta a ir a declarar a la comisión de investigación. Sin embargo, el PP ha vetado su comparecencia

La escasez de agentes de la Policía Municipal en los momentos previos y posteriores a la tragedia del Madrid Arena no ha sido, sin embargo, una crítica exclusiva de la Delegación del Gobierno de Madrid. Los dos imputados en la causa que ya han declarado ante el juez, el promotor Miguel Ángel Flores y el propietario de la empresa Kontrol 34, Carlos Manzanares, aseguraron este semana al magistrado que la presencia de agentes locales aquella noche en la zona fue escasa. Flores aseguró que "no había ni un solo control policial". En la misma línea, Manzanares destacó que cuando se produjo la supuesta entrada masiva de jóvenes sin entrada en el pabellón había muy pocos agentes locales en el exterior.

En su escrito, la delegada del Gobierno no sólo pone en evidencia a la alcaldesa por el despliegue policial, sino también por la decisión del PP en el Consistorio de vetar su comparencia ante la comisión de investigación que inicia sus sesiones el próximo lunes. El grupo popular impidió a comienzos de la semana que prosperase la petición de los partidos de la oposición en este sentido. Sin embargo, Cristina Cifuentes recoge textualmente en el último párrafo de sus "consideraciones" que tanto ella como el Cuerpo Nacional de Policía (el PP también ha vetado la presencia del jefe superior de Policía de Madrid, el comisario Alfonso José Fernández) están dispuestos a "acreditar" lo recogido en el documento "en cualquier instancia administrativa o judicial en la que proceda investigar las circunstancias y responsabilidades derivadas del suceso ocurrido en el pabellón Madrid-Arena".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba