Sociedad

La crisis afecta negativamente a las ventas de Lotería de Navidad: desciende un 12,2% en cinco años

La Lotería Nacional encadena cinco años de descenso en sus ventas. El consumo por habitante ha descendido de los 126,40 euros de 2007 a los 106,29 euros actuales. O dicho de otra forma: en lugar de comprar seis décimos cada año, se compran cinco.

Pese a la caída de ventas, Doña Manolita (Madrid) sigue soportando colas de varias horas.
Pese a la caída de ventas, Doña Manolita (Madrid) sigue soportando colas de varias horas. GTRES

La creencia popular de que "en tiempo de crisis se acude al azar para buscar la salvación de los males, no puede ser más falsa", según el Profesor Emérito de la UC3M, José Ignacio Cases, que ha subrayado que, de hecho, según los estudios del Instituto de Política y Gobernanza (IPOLGOB) de la UC3M la crisis económica ha producido "una reducción notable de las cantidades jugadas por los españoles".

Concretamente, la Lotería Nacional encadena cinco años de descenso en sus ventas, "lo que indica que hasta los juegos más tradicionales están sufriendo los efectos de la crisis". En 2012 recaudó 5.016,3 millones de euros, lo que supone un descenso del 4,8 por ciento en relación con 2011 y del 12,2 por ciento en comparación con 2007, según el Anuario del Juego en España 2012-2013, presentado recientemente por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) y la Fundación Codere.

La Lotería de Navidad supone alrededor del 50 por ciento de las ventas anuales de la Lotería Nacional; El Niño, en torno al 13 por ciento; el 36 por ciento de recaudación restante procede del centenar de sorteos que se celebran habitualmente los jueves y sábados del resto del año.

Los avances de datos de 2013 proporcionados por este informe indican que esta caída se está "agudizando", al sumarse esta tendencia de fondo al impacto que ha tenido en los compradores el gravamen, impuesto a principios de año, del 20 por ciento sobre los premios de loterías superiores a 2500 euros. "Un descenso tan prolongado es excepcional en la historia de la Lotería Nacional española", concluyen los autores del Anuario.

"La idea de que en tiempo de crisis se acude al azar para buscar la salvación de nuestros males, no puede ser más falsa. Ni somos un país folclórico ni nuestra esperanza radica en un golpe de suerte. Los datos demuestran que la contracción del gastos en entretenimiento es clara y evidente", subraya Cases.

El Anuario del juego en España aporta más datos sobre la Lotería Nacional. El consumo por habitante ha descendido de los 126,40 euros de 2007 a los 106,29 euros actuales. O dicho de otra forma: en lugar de comprar seis décimos cada año, se compran cinco. La tónica descendente de las ventas se extiende a todas las provincias.

El consumo aparente por habitante es muy elevado en Soria, Segovia, Burgos, Lérida, Palencia, Huesca y Vizcaya (todas ellas por encima de 150 euros por habitante al año); por el contrario, es muy bajo en Melilla, Ceuta, Huelva, Cádiz, Badajoz, Sevilla, Las Palmas, Orense y Baleares, por debajo de los 70 euros por habitante al año.

"Se trata, como nadie ignora, de un sorteo muy especial, en el que se implica la sociedad en general, con compras individuales, repartos con familiares y amigos, compras de grandes volúmenes por asociaciones y clubes de diverso tipo", explica el director del Anuario, José Antonio Gómez Yañez, profesor de Sociología en la UC3M.

El anuario también resalta la dimensión económica y social del juego como industria, una actividad que mueve alrededor del 3 por ciento del PIB y que ha permitido que "varias empresas españolas se conviertan en potentes multinacionales y que da empleo a casi 80.000 personas", apunta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba