Sociedad

Denunciados y juzgados por protestar contra 'los chorizos' frente a la Diputación de León

Tres personas se enfrentaban este martes a un juicio tras ser denunciados por concentrarse frente a la Diputación con murales en blanco y ofrecer rodajas de chorizo a los que por allí pasaban para protestar contra la corrupción. La Policía les atribuye hasta coacciones a los diputados que entraban o salían a su lugar de trabajo. 

Natalia Arbolio y Ramiro Pinto a la puerta de los juzgados de León
Natalia Arbolio y Ramiro Pinto a la puerta de los juzgados de León Agencias

Un acto de protesta contra la corrupción en León ha llevado a tres ciudadanos a tener que responder ante la justicia este miércoles. El ecologista y escritor Ramiro Pinto, Natalia Argüello y su pareja se enfrentaban este miércoles a un juicio de faltas después de que la Policía les denunciara alegando diversos motivos en una denuncia un tanto disparatada.

La Fiscalía solicita una multa de 6 euros durante 12 días para los tres activistas. El juicio ha quedado visto para sentencia.

Los denunciados formaban parte de una concentración convocada por Ganemos León Contra la Corrupción el pasado 14 de noviembre frente a las puertas de la Diputación de León, donde se iba a elegir al nuevo presidente de la misma. Los organizadores habían colocado murales en blanco donde los asistentes iban escribiendo cómo creían que debe ser un presidente de la diputación. Además, Ramiro Pinto llevaba una bandeja donde ofrecía rodajas de chorizo de una ristra que sostenía en alto. Al preguntarle la gente si no tendría un poco de pan, respondía que "no hay pan para tanto chorizo", como puede verse en algunos de los vídeos que la plataforma ha colgado en Youtube. 

Pinto llevaba una bandeja con rodajas de chorizo que iba ofreciendo. Si alguien le pedí pan, contestaba que "no hay pan para tanto chorizo"

Apenas 30 personas intentaban hacerse visibles en aquel acto en plena plaza Botines, vigilados por varios policías que se limitaron a observar la escena. Durante ese periodo, varios trabajadores y cargos públicos entraron y salieron del edificio sin confrontar con los presentes. "En un momento dado, tras más de veinte minutos de normalidad, vinieron a echarnos. Creemos que puede ser porque iba a empezar a salir la prensa del acto de investidura. Nosotros no nos negamos a ser identificados, aunque estábamos en la calle y era una concentración normal convocada por Ganemos León", explica Natalia Argüello a Vozpópuli

Según su versión, la Policía estuvo impasible hasta que uno de ellos "se puso furioso y vino hacia nosotros", por lo que su pareja pidió respeto, algo que supuso que fuera apartado y llevado a un furgón policial. La tensión fue en aumento y este agente, según ella, llegó a gritarles "váyanse a la mierda", después de que, como la misma Argüello admite, les dijera que por qué les iban a echar de allí si los corruptos manifiestos estaban dentro de la diputación. 

Libertad de expresión

La denuncia de los hechos alega que estos tres denunciados estaban situados en la puerta del edificio poco menos que cortando el paso, y lanzando gritos de "los chorizos están dentro de la diputación", algo que podría "coaccionar a las personas que están entrando y saliendo del edificio". El propio Ramiro Pinto desmiente en su blog punto por punto las acusaciones de los agentes que interpusieron la denuncia que les lleva hoy a los juzgados. 

"Esto ni siquiera sería una falta con la 'ley mordaza', es una acción de activismo. Mi pareja y yo somos gente anónima, sin afiliación política y que nos enteramos de la convocatoria por Facebook el día de antes y decidimos participar. Pasamos cada día por delante de ese edificio donde nos están robando y esto es una forma de protestar, es solo un problema contra la libertad de expresión, esa que luego los políticos defienden con la pantomima de "Je suis Charlie" -en referencia a los atentados del Charlie Hebdo francés-. ¿Qué libertad defiende esta gente?", pregunta Argüello. 

Argüello increpó a la Policía diciéndoles que a los que tenían que detener por corruptos y chorizos era a los que estaban dentro de la diputación

En su defensa de los hechos explica que en León "llevan una tras otra", ya que primero fue asesinada Isabel Carrasco, que tampoco despertaba muchas simpatías, y a su sustituto, Marcos Martínez, lo detuvieron meses después por su implicación en la trama Púnica, por la que fue encarcelado y quedó en libertad tras pagar una fianza de 30.000 euros. Actualmente preside la diputación el 'popular' Emilio Orejas, contra quien también protestaban el citado 14 de noviembre. 

Pese a que cuando les llegó la denuncia en enero se mostraron muy sorprendidos, los tres denunciados explican que confían en el juez, aunque si el resultado no les parece apropiado recurrirán la sentencia. "Los abogados han defendido que si no fuera porque lleva la firma de un policía la denuncia ni se habría admitido a trámite. Nosotros podíamos hasta haberles denunciado por mentir en documento público o por abuso de autoridad, porque en los vídeos se ve que no es cierto lo que dicen, pero no hemos querido liar más la madeja, nos vale con todo el apoyo que estamos recibiendo por lo que consideramos algo insólito", sentencia Argüello, que hoy dará su versión de los hechos ante el juez. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba