Sociedad

Aparece muerta la enfermera que fue víctima de una broma por el embarazo de Kate Middleton

Según las primeras hipótesis podría haberse suicidado. Trabajaba en el hospital donde estaba ingresada la esposa del príncipe Guillermo, Catalina, y fue víctima de una broma radiofónica de una emisora de Australia.

Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, a la salida del hospital.
Los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, a la salida del hospital. GTRES

Una enfermera del hospital londinense donde estaba ingresada la esposa del príncipe Guillermo, Catalina, y que fue víctima de una broma radiofónica de una emisora de Australia apareció hoy muerta en su domicilio, confirmó el hospital. Según el centro hospitalario, la fallecida fue una de las enfermeras que contestó la llamada de dos locutores que se hicieron pasar por la reina Isabel II y el príncipe Carlos, y a los que se informó sobre el estado de la duquesa de Cambridge, ingresada el lunes por fuertes náuseas provocadas por su embarazo.

La policía no ha confirmado la causa del fallecimiento de la empleada pero informó de que no se trata de una muerte "sospechosa". El duque y la duquesa de Cambridge, Guillermo y Catalina, expresaron en un comunicado su "profunda tristeza" por la noticia.

El director del hospital King Edward VII, John Lofthouse, confirmó en un comunicado leído ante la prensa que la enfermera fallecida es Jacintha Saldanha y que fue la persona que contestó a la llamada de la emisora australiana. Lofthouse dijo que Saldanha llevaba más de cuatro años trabajando en el hospital y recordó que se trataba de una enfermera "de primera" que había cuidado a cientos de pacientes.

El director del centro hospitalario expresó su "profunda tristeza" por el fallecimiento de la enfermera, que no era de nacionalidad británica, y aseguró que "el hospital le había estado dando apoyo en un momento difícil".

La falsa llamada contestada por la fallecida se produjo el pasado 4 de diciembre y en ella los locutores de la cadena australiana 2Day FM se hicieron pasar por Isabel II y Carlos, abuela y padre del príncipe Guillermo. Desde recepción, Saldanha transfirió la llamada a la habitación, donde la atendió otra enfermera, que comunicó a sus interlocutores que la paciente se encontraba bien.

"Ahora mismo está durmiendo y de momento ha pasado una noche sin incidentes. Le hemos dado líquidos y está estable", explicó esta. El hospital King Edward VII se disculpó posteriormente por haber caído en la encerrona y aseguró que revisaría sus procedimientos internos para evitar más intrusiones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba