Si al protegido se le deniega la justicia gratuita, no se paga al abogado

Los abogados del turno de oficio en Madrid se rebelan: "Somos los esclavos del siglo XXI"

La justicia universal está garantizada en España. Lo que no está asegurado es el cobro de estos servicios por parte de los abogados de oficio en la Comunidad de Madrid, que hartos de trabajar gratis, han promovido una campaña de renuncia a las guardias como medida de presión.

Los abogados del turno de oficio en Madrid se rebelan: "Somos los esclavos del siglo XXI"
Los abogados del turno de oficio en Madrid se rebelan: "Somos los esclavos del siglo XXI"

Los abogados del turno de oficio de la Comunidad de Madrid están en pie de guerra. Según la Constitución española, la asistencia de un abogado a cualquier detenido está garantizada, sin embargo, el cobro de los servicios prestados por estos profesionales queda a veces en entredicho.

Desde que en 2004 las competencias fueran transferidas al Gobierno regional, las protestas por impagos y por congelación salarial no han cesado en el sector. Además, una nueva medida impide el pago del trabajo realizado cuando al protegido se le deniega la justicia gratuita. Esta situación crea una paradoja: el abogado está obligado a concluir el proceso, sin llegar a saber si cobrará o no por él.

"Sólo tienen derecho a la justicia gratuita las personas que no dupliquen el salario mínimo interprofesional por unidad familiar", explica Isidro Moreno, portavoz de la Asociación de Letrados por un turno de Oficio Digno (ALTODO). Según Moreno, un 90% de los defendidos por el turno de oficio cumplen este requisito, pero están tan fuera del sistema que no llegan a presentan la documentación. "Somos el único gremio forzado a trabajar de manera gratuita, los esclavos del siglo XXI", declara. "Esta labor es muy vocacional, pero tenemos que velar por el sustento de nuestras familias", confiesa.

Esta situación "insostenible" ha sido el detonante para que ALTODO promueva una campaña de renuncia a las guardias del turno de oficio. Desde su inicio el pasado lunes, 410 abogados han renunciado ya a 606 guardias, provocando las primeras incidencias en los juzgados madrileños, incapaces de suplir las ausencias a tiempo. "Este viernes, de los 19 abogados que actúan en los juzgados de violvencia de género, sólo 9 estaban de guardia. No se daba abasto", relata Isidro Moreno.

Además, los retrasos en la búsqueda de sustitutos propician que algunos de los detenidos queden en libertad sin cargos, ya que la detención preventiva no puede superar un plazo máximo de 72 horas.

Con esta medida de presión se pretende forzar al Gobierno madrileño y al recién designado consejero de justicia a sentarse a dialogar y poner solución al problema. Y es que, aunque el ministro Gallardón anunció hace unos días que se mantenía intacta la partida de los Presupuestos Generales destinada al turno de oficio, ese dinero no llega. "No hemos cobrado en todo 2012", reclama ALTODO.

"Sabemos que renunciar a las guardias supone un sacrificio, pero si somos capaces de paralizar la Administración de Justicia unos día y lograr con ello que nuestras reivindicaciones salgan a la luz pública, forzaremos a la CAM a negociar para garantizar la viabilidad del Turno en el futuro", explica la junta directiva de la plataforma en su web. "Cuántos más seamos más fuerza tendremos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba