Sociedad

La salida de extranjeros reduce la población española en 118.238 personas en el primer semestre de 2013

La caída de la población, explica el INE, es consecuencia del citado saldo migratorio negativo. En un año, desde el 1 de julio de 2012 hasta el 1 de julio de 2013 la población se ha reducido un 0,31%, un porcentaje que casi triplica al de seis meses antes.

Un grupo de inmigrantes africanos en Gran Canaria.
Un grupo de inmigrantes africanos en Gran Canaria. gtres

Un total de 259.227 personas optaron por abandonar España en el primer semestre de este año con destino a algún país extranjero, y de ellas 39.690 eran españolas, unas cifras que no pudieron ser compensadas por los 134.312 ciudadanos procedentes del extranjero que optaron por establecerse en España.

Esto hizo que entre enero y junio de 2013 se registrase un saldo migratorio negativo de 124.915 personas, un 50% superior al del semestre anterior (julio-diciembre de 2012), consecuencia de una caída de la inmigración del 11% y un aumento de la emigración del 10,7%.

En el caso de los españoles, el saldo migratorio fue negativo en 24.860 personas (un 71,0% más que el semestre anterior) después de que 39.690 personas optaran por buscar un futuro mejor en algún país extranjero frente a las 14.831 que regresaron, según la Estadística de Migraciones correspondiente al primer semestre de este año difundido este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La población sólo creció de forma mínima en Baleares, Canarias y Murcia, además de la ciudad autónoma de Ceuta, en este primer semestre

En el de los extranjeros, 219.537 volvieron a sus países o a otros con más posibilidades de trabajar mientras que 119.482 optaron por buscar suerte en España, lo que arroja un saldo negativo de 100.056, con un 45,5% de descenso respecto al semestre anterior.

Entre enero y junio la población española disminuyó en 118.238 personas, en comparación con 2012, hasta situarse en 46.609.652 habitantes, lo que intensifica el descenso de la población que se produjo en España por primera vez el pasado año.

La caída de la población, explica el INE, es consecuencia del citado saldo migratorio negativo junto con el saldo vegetativo positivo (6.678 nacimientos más que defunciones). En un año, desde el 1 de julio de 2012 hasta el 1 de julio de 2013 la población se ha reducido un 0,31%, un porcentaje que casi triplica al de seis meses antes.

Por comunidades autónomas, en el primer semestre la población solo creció en Baleares (0,5%), Canarias (0,2%) y Murcia (0,1%) además de en la ciudad autónoma de Ceuta (0,2%).

La estadística también refleja que el número de extranjeros descendió un 4% hasta las 4.870.487 personas, debido sobre todo a la emigración y a la adquisición de nacionalidad española concedida a 123.967 ciudadanos entre enero y junio y que ha hecho que, pese a la pérdida de población, los ciudadanos españoles hayan aumentado en 83.956 hasta los 41.739.166.

No obstante, el número de españoles nacidos en España se ha reducido en 21.962 personas entre enero y junio.

Por nacionalidades, el mayor descenso en términos absolutos (salidas menos llegadas) se da entre la población ecuatoriana y la colombiana con un descenso de más de 28.000 ciudadanos de cada una de estas nacionalidades. A continuación, destaca el descenso de los ciudadanos rumanos y marroquíes (23.000 menos en ambos casos) mientras que, por el contrario, sólo ha crecido la población italiana, en 627 personas.

Respecto a los extranjeros llegados a España, los más numerosos han sido los marroquíes (11.253), los rumanos (10.471) y los británicos (6.875), aunque sólo los marroquíes incrementan su población.

Por el contrario, las nacionalidades predominantes de quienes optaron por abandonar españa en el primer semestre fueron Rumanía, con 37.018 salidas y Marruecos (27.362), que son además las nacionalidades mayoritarias entre la población extranjera residente en España.

Por último, el INE señala que los principales países elegidos por los españoles para buscar una oportunidad son Ecuador, Reino Unido y Francia.

No obstante, explica que, en el caso de Ecuador se trata fundamentalmente de población no nacida en España o de niños menores de 15 años, lo que indica una migración de retorno de ecuatorianos de origen que han adquirido la nacionalidad española junto con sus hijos nacidos en España.

El INE también ha difundido los datos definitivos de 2012, un año en el que la población residente en España se redujo en 90.326 personas, al tiempo que la población de nacionalidad española aumentó en 73.024 ciudadanos debido al proceso de adquisición de nacionalidad española concedida a 94.295 personas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba