Sociedad

Rebelión en el GH inglés: los concursantes destrozan la casa al ver peligrar el premio final

Tras perder una prueba en la que el castigo de no ganarla era que disminuía el dinero del premio final, los concursantes montaron en cólera y la emprendieron contra el mobiliario de la casa, destrozando cámaras, micrófonos y lo que pillaran a su paso.

Los concursantes del Gran Hermano británico tiran parte del mobiliario a la piscina.
Los concursantes del Gran Hermano británico tiran parte del mobiliario a la piscina. FÓRMULA TV

Los inquilinos del Gran Hermano británico les han salido rebeldes. La organización del programa les propuso una nueva prueba semanal, 'Cash Bomb Twist', algo así como "explota el dinero". Si la ganaban, podrían multiplicar las 150.000 libras del premio final del concurso, pero si no la superaban, la cuantía de éste disminuiría, tal y como también se ha hecho eco el diario ABC.

El reto en cuestión no entrañaba demasiada dificultad: consistía en que los concursantes debían apretar un botón para que el dinero no disminuyera, y debían hacerlo con dos condicionantes, velocidad y en silencio, para lo que era imprescindible que se coordinaran entre ellos.

Pero el grupo no fue capaz de hacerlo, además de incumplir la norma de permanecer en silencio durante el desarrollo de la prueba, por lo que la dirección del programa les comunicó en directo, durante la emisión del la gala, que no habían superado el reto y que la cantidad de dinero del premio final se había visto afectada, en concreto perdieron dos terceras partes de la cantidad total. Prueba no superada.

Decidieron volcar su indignación con el mobiliario de la casa: destrozaron micrófonos, cámaras y tiraron muebles a la piscina

Los concursantes no se tomaron nada bien el fracaso y es que, "con la pela hemos topado". Sin embargo, lejos de la reacción lógica y "cabal", que cabría esperar, como que fueran al famoso confesionario a quejarse, desahogarse o hacer una protesta oficial, decidieron volcar su indignación con el mobiliario de la casa. Destrozaron micrófonos, cámaras, corrieron a lo largo y ancho de la casa para confundir los planos, se colaron en la sala de grabación, tiraron muebles a la piscina... 

La anarquía tomó la mediática casa en la mayor rebelión que se recuerda de la historia del 'reality'. Pese a las advertencias del "Súper" (la voz en off que se comunica con los concursantes dentro de la casa), y sus llamamientos a la calma, estas peticiones cayeron en saco roto, y el programa se vio obligado a llamar a seguridad para detener la protesta, cuya intensidad iba en aumento.

Una vez calmados los ánimos, la dirección del programa se dispuso a repasar las imágenes de lo sucedido para establecer un castigo ejemplar. Aunque todavía no se sabe qué va a suceder, de momento se ha instado a todos los participantes a hacer sus maletas, ¿se producirá la primera expulsión grupal y total del concurso? De momento, el programa estudia cómo resolver la situación, pero lo que parece claro es que la cuantía del premio final se verá afectado a modo de sanción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba