Sociedad

España es el país más caro de la UE para morir: la subida del IVA eleva a 3.800 € el precio de un funeral

La subida del IVA en septiembre de 2012 del 8 al 21% ha incrementado el precio de los servicios funerarios entre 200 y 500 euros de media en función de si se está o no asegurado. Alemania, Austria y Malta son los otros tres países con un tipo impositivo general.

La subida del IVA al 21% ha incrementado el precio de los servicios funerarios entre 200 y 500 euros
La subida del IVA al 21% ha incrementado el precio de los servicios funerarios entre 200 y 500 euros EFE

El dentista, el peluquero, el cine, la rehabilitación de viviendas... y los servicios funerarios. Son algunos de los servicios a los que el Gobierno de Mariano Rajoy triplicó el IVA en septiembre del año pasado. Una subida de impuestos "obligada", según el Ejecutivo, por Bruselas y que ahora con motivo del Día de Todos los Santos hace que se magnifique una de sus múltiples consecuencias: "el servicio funerario se ha encarecido 13 puntos", y lo que es más, fallecer en nuestro país acarrera el mayor tipo impositivo de toda la Unión Europea.

Del conjunto de estados miembros, Alemania, Austria, Malta y España son los únicos que cuentan con un tipo impositivo general en servicios funerarios. De estos cuatro, nuestro país es el que grava los servicios funerarios con un porcentaje superior, el 21%, frente al 20% de austriacos, el 19% de germanos y el 18% de malteses. En Reino Unido, Suecia, Finlandia, Portugal, Holanda, Italia, Irlanda y Dinamarca es un sector exento, mientras que en Luxemburgo se aplica el tipo superreducido y Bélgica, República Checa, Chipre y Grecia gravan con el reducido.

"Es una problemática sectorial y de toda la sociedad española, tanto para el que está asegurado como para el que no", afirma el vicepresidente del Grupo Mémora

Después de que el Gobierno decidiera subir el Impuesto sobre el Valor Añadido que grava los servicios funerarios del 8 al 21 por ciento, el precio de un funeral ha aumentado entre 200 y 500 euros en función de si se está o no asegurado. Así, mientras que en 2012 la muerte de una persona suponía para su familia un desembolso medio de 3.600 euros (3.300 euros más el 8% de IVA), actualmente la cifra se eleva hasta los 3.800 euros (el precio medio ha bajado a los 3.200 pero hay que añadir el 21% de tipo impositivo), según explicó Eduardo F. Vidal, vicepresidente del Grupo Mémora, uno de los grupos españoles líderes en servicios funerarios, tanatorios, crematorios y gestión de cementerios, en rueda de prensa.

Concretamente, el transporte de difuntos está gravado en un 21 por ciento mientras que el de personas vivas se mantiene en el tipo reducido del 10%; además, pese a que el uso de un hotel para una persona viva está gravado al 10%, la utilización de un tanatorio lo está en un 21% y finalmente, aunque una práctica sanitaria sobre alguien vivo está exenta de IVA, no sucede lo mismo con las efectuadas sobre cadáveres, gravadas también en un 21%.

La esperanza pasa por que el Gobierno reduzca el IVA al 10% dentro de dos años, "cuando las cuentas públicas estén estabilizadas"

"Entendemos que las medidas urgentes adoptadas hace un año por parte del Gobierno venían impuestas, pero pedimos como sector su replanteamiento y su rectificación porque está generando unas discriminaciones entre lo que es una persona viva y su consumo y cuando muere esa persona, más aún, siendo un consumo absolutamente necesario, que la familia tiene que afrontar y con un 21 por ciento de coste", criticó Eduardo F.Vidal, quien aprovechó para realizar un llamamiento al Ejecutivo para que revise esta medida y reduzca el IVA al tipo reducido.

Vidal subrayó que esta petición ya se la han planteado al Gobierno tanto en fase de proyecto, como en fase de aplicación y ahora en fase de confección de los Presupuestos Generales del Estado, pero que el Ministerio de Hacienda les ha manifestado que "no hay capacidad de dar marcha atrás". Sus esperanzas es que se revise en un plazo máximo de dos años "cuando las cuentas públicas estén estabilizadas".

Lo último en funerales: contratarlo en vida

"El servicio funerario avanza y es la propia persona la que puede decidirlo". Este nuevo concepto permite que personas mayores de 75 años, sin posibilidad de acogerse a seguros de deceso, que puedan contratar y personalizar en vida su propio funeral. Se trata de un servicio con el objetivo de garantizar al interesado que su funeral se celebrará tal y como lo desea, descargando por otra parte a su familia de la toma de este tipo de decisiones y del pago, que rondaría los 6.500 euros.

El Grupo ha puesto en marcha la red social "Duelia", similar a Facebook, para acompañar a los familiares en sus momentos más difíciles

Las nuevas tecnologías tampoco podían faltar ni en momentos tan difíciles como el duelo y por ello el Grupo Mémora se ha decantado por una red social llamada "Duelia" para acompañar a los familiares y amigos del difunto a llevar la pérdida lo mejor posible. "Los clientes dispondrán de grupos de duelo online privados monitorizados por psicólogos profesionales", apuntan desde la compañía que gestiona más de 125 tanatorios, 26 crematorios y 23 cementerios tanto en España como en la vecina Portugal y que en 2012 su facturación superó los 165 millones de euros. 

Crecen las incineraciones

Del balance presentado por el Grupo Mémora se observa que las incineraciones se han incrementado un 7% respecto a 2012, un año "de mucha mortalidad" (alrededor de 384.000 defunciones) debido a una ola de frío retrasada de 2011, al posterior virus de la gripe y a las altas temperaturas estivales. En lo que llevamos de año, cabe destacar un descenso del 4,6 por ciento en el número de fallecimientos.

Las ceremonias laicas crecen con especial fuerza en Cataluña mientras que las de otras confesiones distintas a la católica representan el 5%

El incremento de las cremaciones no está atribuido a que cueste menos que las inhumaciones. "En España ambas tienen un precio muy similar. Es un tema de aceptación social y cultural. Sólo en traslados internacionales hay diferencia de precio ya que las cenizas no tienen coste de traslado y el cuerpo viene a costar unos 1.000 euros en transporte por carretera y alrededor de 2.000 euros si se opta por el avión", subrayó Eduardo F. Vidal.

Otra cifra que aumenta es la de ceremonias laicas. La proyección para diciembre de 2013 ronda el 12,5% frente al 11,2% de hace un año y al escaso 4% de hace apenas ocho años. Una tendencia que crece con fuerza en Cataluña "por instalaciones (los tanatorios están más preparados para que la familia proyecte imágenes, por ejemplo), por profesionales (hay más oficiales de ceremonia formados) y por tradición". Las ceremonias religiosas siguen ganando por goleada, representan el 87,5% del total, de las cuales un 5% es de una confesión distinta a la católica.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba