Sociedad

Fallece una de las jóvenes heridas en la fiesta del Madrid Arena, elevando a cuatro el número de víctimas

Belén Langdon, de 17 años, estaba ingresada en estado crítico en el Hospital 12 de Octubre, al resultar aplastada en la multitudinaria fiesta de Halloween. La otra herida, de 20 años, está en la UVI de la Fundación Jiménez Díaz y se encuentra estable dentro de la gravedad. El secretario general del SUP asegura que la instalación "no tiene ni ha tenido nunca licencia de funcionamiento".

Una joven enciende una vela en recuerdo de las fallecidas.
Una joven enciende una vela en recuerdo de las fallecidas. EFE

Belén Langdon, la joven de 17 años que fue ingresada el jueves en estado crítico al resultar aplastada en una multitudinaria fiesta de Halloween en el pabellón Madrid Arena de la capital, ha fallecido este sábado en el hospital 12 de Octubre, según han informado fuentes del centro sanitario. Según estas fuentes, el fallecimiento se ha producido a las 8.50 de esta mañana. Los padres de la menor, a los que la tragedia sorprendió de viaje en Brasil, acudieron a primera hora de la tarde del viernes al citado hospital tras aterrizar en el aeropuerto de Barajas.

El fallecimiento de la menor eleva a cuatro el número de víctimas mortales en esta tragedia; las otras son tres chicas de 18 años que también murieron aplastadas en la estampida humana que se produjo en uno de los pasillos del pabellón, supuestamente tras el lanzamiento de una bengala. Se trata de Katia Esteban Casielles, Rocío Oña Pineda y Cristina Arce de la Fuente, todas ellas fallecidas el mismo jueves. La otra herida en la fiesta, María Teresa Alonso, de 20 años, se encuentra en la UVI de la Fundación Jiménez Díaz y continúa estable dentro de la gravedad.

La Policía investiga lo sucedido, desde la aparición de bengalas en el recinto hasta una posible superación del aforo permitido o la entrada de menores de edad al concierto de la estrella de la música electrónica Steve Aoki. Tras lo sucedido, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido no ceder espacios municipales para celebrar este tipo de macrofiestas. Asimismo, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha aceptado la comisión de investigación solicitada por parte de la oposición para abrir un debate sobre lo que se debe mejorar y aportar sugerencias a otras administraciones. Tanto Botella como el vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, afirmaron el viernes en una convocatoria de prensa urgente que el Ayuntamiento de Madrid se personará en la causa abierta por lo sucedido en el Madrid Arena si la empresa organizadora, Diviertt, mintió y se sobrepasó el aforo permitido.

La licencia de funcionamiento del Madrid Arena

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, ha asegurado en su cuenta de Twitter que el Madrid Arena “no tiene ni ha tenido nunca licencia de apertura y funcionamiento”. Contactado por este medio, Fornet ha aclarado que en un informe de 2006, al que ha tenido acceso este periódico, el inspector delegado de seguridad para partidos del Estudiantes ese año indica que el recinto carece de dicha licencia. Fornet ha explicado también que el SUP llevará este informe al juzgado para que el juez que investiga los hechos tenga conocimiento de él.

El secretario general del SUP ha afirmado que un técnico municipal ha contactado con él para explicarle que al ser el Madrid Arena un edificio municipal no requiere de la licencia, según la Ley del Suelo de 2008. Ante estas afirmaciones, Fornet alega que no ha encontrado en dicha Ley lo que defiende el funcionario municipal y que de ser así, el Madrid Arena debería regirse por las Ley del Deporte y por la de Espectáculos Públicos ya que acoge eventos deportivos y conciertos. Ambas exigen la licencia de funcionamiento. “El Ayuntamiento es responsable en cualquier caso y no se pueden encubrir las negligencias”, ha añadido.

La versión de la empresa

Por su partes, un portavoz de la empresa organizadora de la fiesta aseguró anoche que se respetó el aforo del recinto y que no le costa que hubiera más menores aparte de la chica fallecida de 17 años, y responsabilizó de los hechos a quien tiró la bengala. En declaraciones a la Cadena Ser, Jorge Morales aseguró también que según los datos que tiene la empresa a la que representa, se vendieron 9.650 entradas y dentro del recinto había ese mismo número de personas, ya que, según djo, "había un riguroso control de acceso" a través de una empresa que validaba las entradas para evitar duplicaciones y falsificaciones.

Según afirmó, la empresa se basa en datos oficiales y no en los testimonios, "en algunos casos con espurios fines", que se han escuchado sobre gente que se "coló" en la fiesta o sobre la presencia de menores en la misma. "No me consta que hubiera fallos en el control de acceso", insistió, antes de quitar toda responsabilidad a la empresa que representa, porque, según dijo, cumplió con "toda la normativa".

Morales repitió, en este sentido, que tanto la Delegación del Gobierno como el Ayuntamiento -propietario del recinto- dieron el visto bueno al plan de autoprotección del recinto y aseguró que había una dotación de más de 100 personas encargadas de la seguridad, además del refuerzo de Policía Municipal y Nacional que había fuera del local. Por ello, dijo que la empresa organizadora no tiene ninguna responsabilidad en la tragedia, y pidió que se investigue de forma exhaustiva al individuo o individuos que "por su actuación proterva han generado el mal". "Aún extremando las medidas y normas de seguridad, siempre puede haber alguien que, utilizando el disfraz, bajo anonimato, y previendo que puede haber una situación de estampida, genera ese mal deliberadamente", acusó.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba