la vivienda, libre de virus

La limpieza y desinfección de la casa de Teresa Romero ha costado 225.000 euros

En ese precio está incluida la reposición de los muebles, ropa y enseres que fueron retirados del piso de Alcorcón para evitar cualquier contagio con el ébola.

La casa más limpia de España. La limpieza y desinfección de la vivienda de Teresa Romero y Javier Limón ha costado unos 225.000 euros, en los que se incluye la reposición de los objetos que los técnicos decidieron que había que tirar para evitar contagios, según ha sabido 'Vozpópuli' de fuentes del sector. 

Teresa Romero estuvo internada en el Hospital Carlos III durante el mes de octubre afectada por el ébola que se contagió durante su trabajo con los misioneros que murieron por esa enfermedad. La operación de limpieza tuvo que esperar unos días porque Javier Limón quiso estar presente en la entrada de los servicios técnicos y se negó a entregar la llave de la vivienda. Esa negativa hizo que los bomberos tuvieran que tirar la puerta de la casa para sacrificar a Exkálibur, el perro de la familia. 

Una vez que se hubo derribado la tapia que se había construido en la puerta de la vivienda de Alcorcón, los técnicos colocaron los compartimentos estancos para poder vestirse y utilizaron trajes similares a los que se usaron en el Hospital Carlos III con los afectados por el ébola. 

La Comunidad de Madrid encargó la limpieza y desinfección a la empresa pública Tragsa, que tiene un departamento especializado en este tipo de operaciones. Se trabajó durante 11 días en jornadas de mañana y tarde con constantes descansos para los empleados, ya que las condiciones de movimiento con el traje exigen horarios reducidos y amplios descansos. 

Se han retirado de la casa de Romero el colchón, sanitarios y algunos electrodomésticos

Además de esta operación, en los días anteriores se habían limpiado las zonas comunes del edificio. En todo momento se ha trabajado con la colaboración de la comunidad de vecinos y del Ayuntamiento de Alcorcón, que preside David Pérez. Se limpió la vivienda con perióxido de hidrógeno y con agua con lejía y se utilizaron muchos procedimientos similares a los que se han usado en EEUU para luchar contra el ántrax.

Pero además de la limpieza a fondo de las habitaciones es necesario reponer todos los materiales que fueron retirados por los técnicos. Especialmente se sacaron los objetos que hayan podido tener contacto con fluidos. Asimismo se han retirado de la casa el colchón, sanitarios y algunos electrodomésticos. “Hemos dejado la casa totalmente desinfectada”, explicó una de las personas que conoce la operación. 

Los gastos, al igual que los de la limpieza y desinfección de la peluquería donde se depiló Teresa y del centro de salud de Alcorcón, han corrido a cargo de la Comunidad de Madrid. 

Manifestación en Génova

Por otra parte, unas cincuenta personas acudieron el martes a la madrileña Plaza de Cibeles para protestar por la muerte de Exkálibur, el perro de Teresa Romero y Javier Limón, sacrificado por la orden de un juez. Protegidos por una veintena de policías los manifestantes recorrieron el trayecto desde Cibeles a la calle Génova portando pancartas contra el maltrato animal y en recuerdo del animal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba