Sociedad

Repatriada desde Mali una médico navarra que se pinchó al tratar a enfermos de ébola

La joven, cooperante de Médicos sin Fronteras, no presenta síntomas de la enfermedad y por tanto no puede contagiar el virus en caso de que lo tenga. Ingresará por prevención en el Carlos III, donde se le hará un seguimiento durante 21 días.

El miembro del comité sobre el ébola, Fernando Simón
El miembro del comité sobre el ébola, Fernando Simón EFE

El Gobierno traslada desde Mali a una cooperante española de Médicos sin Fronteras ante la sospecha de que pudiera tener ébola. Estaba previsto que el avión que trasladaba a la cooperante repatriada desde Malí ante el riesgo de que pueda haber contraído el ébola llegase sobre las 9.30 a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), según fuentes de la ONG consultadas por Europa Press. Una vez llegada a España, la médico, que viaja en un avión fletado por la ONG, será trasladada al hospital La Paz-Carlos III, el mismo donde estuvieron ingresados las personas que han padecido el virus y quienes estuvieron en contacto con ellos.

La cooperante, destinada en Bamako, se pinchó el jueves de madrugada con una aguja con la que previamente había pinchado a un caso positivo por ébola. No obstante, la joven no presenta ningún síntoma y su repatriación responde a cuestiones preventivas, ha recalcado la ONG. El Gobierno ha decidido aplicar el protocolo de seguimiento activo durante los próximos 21 días.

El portavoz del comité gubernamental sobre el ébola Fernando Simón explicó este jueves en Moncloa que no hay constancia de que la cooperante, de origen navarro, haya desarrollado la enfermedad por lo que por el momento no constituiría un contacto de alto riesgo ya que no puede contagiar. Pero se le hará una cuarentena preventiva ya que ha estado en contacto con enfermos de ébola.

La cooperante es la cuarta persona que repatría España, después de los religiosos Pajares, Bonoha (Liberia) y García Viejo (Sierra Leona)

La cooperante es la cuarta persona que el Gobierno traslada desde que comenzó la crisis del ébola, después de los sacerdotes Miguel Pajares y Manuel García Viejo, fallecidos por la enfermedad, y la monja Juliana Bonoha, que no estaba contagiada. Como consecuencia de los cuidados a estos religiosos resultó contagiada la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que el 6 de octubre se convirtió en la primera persona contagiada de la enfermedad fuera de África y también, el 5 de noviembre, en la primera que superaba esta enfermedad en España, ya que a partir de esa fecha quedó totalmente curada.

Aunque en un primer momento se barajó la posibilidad de trasladar a la cooperante a Ginebra, donde Médicos Sin Fronteras tiene sus oficinas centrales, finalmente será trasladada a España. Para adoptar esta decisión se ha tenido en cuenta la experiencia del citado hospital madrileño.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba