Sociedad

Aislado en el Clínic de Barcelona un hombre senegalés con síntomas del ébola

Se trata de un individuo con pasaporte diplomático que presenta fiebre alta y que pasó tres días en Guinea Conakry antes de volar a la Ciudad Condal.

Una de las entradas del Hospital Clínic de Barcelona.
Una de las entradas del Hospital Clínic de Barcelona. FLICKR/Salvador Altimir

Un diplomático senegalés de 36 años de edad, que desde hace cinco años vive en Barcelona, permanece ingresado aislado en el Hospital Clínic de Barcelona, ante la "remota" sospecha de que puede sufrir ébola, tras haber estado tres días en Guinea Conakry, país con varios casos confirmados. En rueda de prensa, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, y el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Clínic, Jordi Gatell, han insistido que las posibilidades de que el paciente tenga ébola son "remotas", por lo que están convencidos de que "no hay caso", si bien han activado el protocolo por precaución, porque "el riesgo cero no existe".

El paciente no cumple con los requisitos médicos -no ha tenido más de 38 grados de fiebre- establecidos para activar el protocolo de ébola, aunque los responsables del Clínic han decidido aislarle porque sí cumple con los criterios epidemiológicos, al visitar un país infectado. El diplomático, que se encuentra bien y estable, permanece ingresado en una cámara aislada y dotada con servicios de cuidados intensivos, en una planta del Clínic que ya estaba completamente vacía.

Tanto Mateu como Gatell han insistido en que el paciente no cumple con el cien por cien de condiciones para que se activara el protocolo por ébola -ya que por ejemplo no ha tenido más de 38 grados de fiebre- si bien se han querido ser "prudentes y precavidos" y aislarle antes de recibir, posiblemente mañana, el resultado de los análisis que confirmen si tiene o no ébola. El diplomático viajó a Senegal en julio pasado y entre los días 17 y 19 de este mes de agosto visitó Guinea Conakry, aunque en una zona alejada de las regiones de este país donde se han conocido casos de ébola. De Guinea Conakry, se desplazó a Dakar (Senegal), de donde el pasado miércoles 20 de agosto voló hacia Barcelona.

Tres o cuatro horas después de aterrizar, el diplomático empezó a tener fiebre, dolor al tragar y dolor generalizado (fibromialgias generales), por lo que ayer, jueves 21 de agosto, acudió hacia las 20.00 horas, por su propio pie, al Hospital General de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Pese a que no cumplía con la totalidad de síntomas médicos para ser sospechoso de sufrir ébola, los médicos del Hospital de L'Hospitalet contactaron con el Clínic (el centro de referencia en Cataluña en este tipo de enfermedades infecciosas), que decidió ingresarlo en su propio centro, debido a su historial epidemiológico, por haber estado en Guinea Conakry.

El paciente, que comunicó a los doctores que tenía pasaporte diplomático, ha ingresado en el Clínic hacia las 4 de la madrugada de este viernes 22 de agosto, donde permanece en una de las tres habitaciones dotadas de aislamiento estrictas, donde su familia ya le ha podido incluso visitar, con medidas de aislamiento. El traslado del paciente desde el Hospital de L'Hospitalet hasta el Clínic se ha hecho en una ambulancia dotada con medidas de aislamiento.

Al no haber caso clínico confirmado, por el momento no se ha seguido el rastro de las personas con las que el diplomático ha estado en contacto para analizar el riesgo de infección, según han explicado Gatell y Mateu. Mateu ha precisado que esperan recibir mañana por la tarde el resultado de los análisis de las muestras del paciente que han enviado al Centro Nacional de Microbiología, si bien confían en que darán negativo. 

Por su parte, el responsable de enfermedades infecciosas del Clínic ha avanzado que, aunque los resultados dieran negativos, mantendrían al diplomático tres o cuatro días más aislado, a la espera de confirmar el contra-análisis. "Más vale ser precavidos y extremar la prudencia", ha señalado el doctor Gatell, que ha insistido que la posibilidad de que el paciente sufra ébola es "remota" pero que se han querido curar en salud porque "el riesgo cero no existe".

Por su parte, Mateu ha reconocido que en Cataluña ha habido otros casos "más o menos sospechosos" en los que no han llegado a activar el protocolo porque no cumplía ni con los requisitos médicos ni con los epidemiológicos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba