Sociedad

La duquesa de Alba, ingresada para revisar la válvula que podría causarle problemas de movilidad

La aristócrata está hospitalizada en el Sagrado Corazón de Sevilla donde permanecerá al menos un día para que se realice un reconocimiento médico y se valore si la válvula implantada en 2009 podría ser la causa de los graves problemas de movilidad que sufre desde hace unos meses. 

Cayetana de Alba en una imagen de archivo con su marido Alfonso Díez tras ella
Cayetana de Alba en una imagen de archivo con su marido Alfonso Díez tras ella Gtres

La duquesa de Alba, de 88 años, se encuentra ingresada desde la mañana de este miércoles en el hospital Sagrado Corazón de Sevilla, donde pasará al menos un día para someterse a un reconocimiento médico, según informa el diario El País. Fuentes familiares habrían confirmado que el ingreso sería para comprobar que la válvula implantada en 2009 por sus problemas de hidrocefalia e isquemia cerebral no ha terminado provocándole las dificultades de movilidad que padece desde hace meses. 

Los facultativos barajarían la opción de que la válvula se hubiera obstruído en su parte inferior, algo que explicaría estos problemas recientes y que conllevaría un cambio del dispositivo. 

Cayetana de Alba ha reducido notablemente sus apariciones públicas en los últimos meses, especialmente desde la caída que sufrío en Roma en 2013, en la que se fracturó el fémur. Su marido, Alfonso Díez, y su inseparable amiga Carmen Tello explican que se encuentra bien aunque se toma las cosas con más tranquilidad, consciente de que debe poner más cuidado en su día a día. "Ha cogido miedo a salir, a hacerse daño, pero los análisis los tiene fenomenal", decía esta última al diario. 

Desde el pasado mes de marzo no se ha vuelto a ver a la duquesa en un acto público. Ese mes ya tuvo que cancelar la celebración de su cumpleaños por un virus estomacal, y el pasado fin de semana tampoco pudo asistir a la boda del hijo de la propia Carmen Tello. Estas ausencias de la vida pública son las que han disparado los rumores sobre su estado de salud, aunque quienes más cerca están de ella aseguran que no hay motivo para preocuparse, ya que su salud es la propia para una mujer de su edad y que sólo ha cambiado su estilo de vida. 

"Ahora selecciona los sitios a los que va a ir. Necesita ayuda para no caerse. No puede estar mucho tiempo de pie y, además, en su casa no hay ascensor", explican conocidos de la duquesa al diario. "Se encuentra bien", admite Carlos, su primogénito. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba