Sociedad

El futuro duque de Alba quiere echar a su hermana de su casa

El bloque de viviendas en cuestión fue donado por su madre, la desaparecida duquesa de Alba, en julio de 2011, para evitar que los descendientes se opusieran a su boda con Alfonso Díez. La benjamina de la familia remodeló la casa de su propio bolsillo y lleva viviendo en ella 15 años.

Carlos Fitz James Stuart junto a Eugenia Martínez de Irujo y Alfonso Díez
Carlos Fitz James Stuart junto a Eugenia Martínez de Irujo y Alfonso Díez Gtres

Carlos Fitz-James, futuro nuevo duque de Alba, le ha comunicado a su hermana Eugenia Martínez de Irujo que debería abandonar el último piso de uno de los edificios contiguos al Palacio de Liria, sede de la Fundación de la Casa de Alba, en el que vive desde hace alrededor de 15 años.

Según publica este sábado el diario El Mundo, la benjamina de los Alba “está destrozada” y “no va a abandonar su casa, donde ha vivido siempre porque era la más unida a su madre” aseguran al diario desde el entorno de Eugenia.

Eugenia hizo una reforma completa de la vivienda hace unos años para modernizarla y adaptarla a sus necesidades, obras que sufragó ella de su propio bolsillo

El 25 de marzo fue sorprendida por varios paparazzi en el aeropuerto internacional de Miami con rostro serio y se negó a hacer declaraciones. Al parecer intenta recuperarse del disgusto de perder su vivienda al lado de Mariola Orellana y su marido Antonio Carmona, con casa en la ciudad estadunidense.

El bloque de viviendas en cuestión fue donado en pleno dominio por su madre, la desaparecida duquesa de Alba, en julio de 2011, a su hermano Carlos Fitz-James, al que además de la fundación, también le traspasó los edificios adyacentes, que consta de otras 12 viviendas de lujo, la mayoría alquiladas. Estas donaciones, producidas antes de la boda de la duquesa ya fallecida con Alfonso Díez, se produjeron para evitar que los descendientes se opusieran al matrimonio.

Según explican al diario, nada hacía presagiar este desencuentro, teniendo en cuenta que Eugenia hizo una reforma completa de la vivienda hace unos años para modernizarla y adaptarla a sus necesidades, obras que sufragó ella de su propio bolsillo. La decisión del futuro duque de Alba no solo afectaría a su hermana, sino también a los otros inquilinos, que hasta ahora disfrutaban de estos pisos por su vinculación profesional con la Casa de Alba.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba