Sociedad

El descenso en el consumo de drogas lleva al Gobierno a poner el foco en el alcohol

Desciende el consumo de todas las drogas en nuestro país, excepto el de los hipnosedantes, pero al Gobierno lo que más le preocupa es el elevado consumo de alcohol y estudia una nueva normativa para prevenir su consumo en menores.

Un hombre adulto, bebiendo y fumando en un bar.
Un hombre adulto, bebiendo y fumando en un bar. gtres

El delegado del Gobierno para el plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín, ha mostrado su preocupación por el consumo de alcohol entre los menores de 18 años, cifra que considera muy elevada, pese a su disminución en términos generales. Y ha alertado de los riesgos de consumo en forma de atracón, una práctica que parece consolidarse entre los más jóvenes. El objetivo, según ha subrayado, es “lograr el consumo cero de bebidas alcohólicas entre los menores”.

A pesar de que las cifras de consumo de alcohol están estabilizadas Babín ha anunciado que el Plan de Acción 2013-2016 incluye, entre sus actuaciones, una nueva normativa para prevenir el consumo de alcohol en menores. Además, ha anunciado la firma en el segundo trimestre del año de un convenio de colaboración con la Universidad Complutense de Madrid para la prevención en las redes sociales contra las drogas. En este sentido, Babín ha señalado que se está desarrollando una aplicación descargable para teléfonos móviles.

Según la encuesta dada a conocer por el delegado del Gobierno, realizada a más de 22.000 personas, el alcohol sigue siendo la sustancia psicoactiva más consumida, a pesar de que registra un ligero descenso. El 76,6% de las personas encuestadas ha consumido alcohol en los últimos doce meses frente al 78,7% de la encuesta anterior. Y el 62,3% lo ha hecho alguna vez en los últimos 30 días (frente al 63,3% de 2009/10).

El Gobierno estudia una nueva normativa para prevenir el consumo de alcohol en menores

Disminuye asimismo la prevalencia de borracheras en ambos sexos y para todos los grupos de edad, aunque sigue manteniéndose en niveles muy elevados. Las borracheras se dan sobre todo entre los jóvenes adultos de 15 a 34 años: en esta franja de edad, 2 de cada 5 hombres y 1 de cada 5 mujeres se han emborrachado alguna vez en el último año. En cambio, asciende ligeramente el consumo de alcohol en forma de atracón (“binge drinking”). El 15,2% de los encuestados ha consumido alcohol en forma de atracón en los últimos 30 días (14,9% en 2009). Esta forma de consumo de ‘riesgo’ se concentra en el grupo de adultos jóvenes de 20 a 29 años, de ambos sexos.

Crece el consumo de los hipnosedantes

Aunque según los datos desciende el consumo de todas las drogas en nuestro país, hay una excepción: los hipnosedantes. Las drogas de mayor consumo son, por este orden, el alcohol (el 76,6% lo ha consumido en los últimos doce meses), el tabaco (40,2%) y los hipnosedantes (11,4%). La proporción de personas que consume hipnosedantes supera por primera vez a la de los consumidores de cannabis.

El inicio en los hipnosedantes es más tardío que en otro tipo de drogas, empezando a consumirse a los 34,5 años de media y son las mujeres las mayores consumidoras de este tipo de drogas, duplicando su número al de los varones (15,3% frente al 7,6%). El consumo de los hipnosedantes viene aumentando de forma paulatina desde 2005.

La encuesta pone de manifiesto una reducción del consumo de todas las drogas

El consumo de drogas tanto legales como ilegales está más extendido en la población de 15 a 34 años, excepto para los hipnosedantes donde el porcentaje de consumidores de 35 a 64 años representa algo más del doble que en individuos de menor edad.

Descenso en el consumo de drogas y diferencias entre hombres y mujeres

La encuesta pone de manifiesto una reducción del consumo de todas las drogas (excepto los hipnosedantes), más acusado en el caso del tabaco, alcohol, cannabis y cocaína, que descienden entre 1 y 2 puntos porcentuales respecto a la encuesta anterior. También se consolida el policonsumo, donde el alcohol juega un papel predominante.

Como viene siendo habitual, se observan diferencias en el consumo de las sustancias entre hombres y mujeres. Los datos muestran que actualmente, entre la población residente en España, el consumo de drogas tanto legales como ilegales está más extendido entre los hombres, que entre las mujeres, excepto para los hipnosedantes donde el porcentaje de mujeres que consume este tipo de sustancias duplica al de varones. Proporcionalmente las mayores diferencias entre hombres y mujeres, se encuentran en el consumo de cannabis (13,6% frente a 5,5% respectivamente).

Los datos también demuestran que el uso de drogas, tanto legales como ilegales, se intensifica a partir de los 18 años, excepto en el caso del cannabis, cuyo consumo entre los menores de 15 a 17 años supera en 3,9 puntos al grupo de 18 a 64 años.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba