Sociedad

Datos que no cambian: España mantiene el liderato de la UE en consumo de cocaína y cannabis

Aunque el uso de estas sustancias ha disminuido desde el máximo registrado en 2008, llama la atención el regreso del éxtasis y el espectacular auge de las drogas sintéticas: prácticamente cada día aparece una nueva. Son alegales y el gran problema que plantean es que se desconoce gran parte de sus efectos.

España se mantiene líder de la UE en consumo de cocaína y cannabis entre los jóvenes
España se mantiene líder de la UE en consumo de cocaína y cannabis entre los jóvenes Flickr: M. Martin Vicente

España tiene cierta 'virtud'... para cosechar honores de dudoso calado. Aquí va el último: esta misma semana el Observatorio Europeo de las Drogas desvelaba que nuestro país se mantiene, junto con Reino Unido y Francia, como líder de la Unión Europea, incluyendo también a Noruega y Turquía, en consumo de cocaína y cannabis.

Pese a que el uso de estas sustancias está disminuyendo desde que en 2008 alcanzara su punto máximo, se estima que alrededor de 2,2 millones de adultos jóvenes de entre 15 y 34 años consumieron cocaína el año pasado, que sigue siendo la principal droga estimulante. Y España en estas lides es reina indiscutible. El 3,6% de los ciudadanos comprendidos en dicha franja de edad consumieron cocaína en 2013, más del doble de la media comunitaria. Reino Unido nos pisa los talones con un 3,3%, por delante de Irlanda, 2,8%, y de Dinamarca, 2,4%.

En lo que a cannabis se refiere, se estima que 14,6 millones de jóvenes la consumieron a lo largo del año pasado, lo que la convierte en la droga ilegal más consumida en todos los grupos de edad. Atendiendo en exclusiva a los datos españoles, nuestro país ocupa el cuarto puesto de la clasificación elaborada por el Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías, un organismo dependiente de la ONU.

"El riesgo de las nuevas drogas sintéticas es considerable porque el conocimiento científico de sus efectos es casi inexistente"

República Checa (18,5%), Dinamarca (17,6%) y Francia (17,5%) superan a España. En el polo opuesto, el menor consumo de cannabis se ha detectado en Rumanía (0,6%), Malta (1,9%) y Grecia (3,2%). El último apartado en el que los jóvenes españoles aventajan a sus 'colegas' europeos es el referente a consumo de éxtasis, con una tasa de prevalencia del 1,4% en la franja de edad de 15 a 34 años, frente al 1% de promedio en la UE.

Pese a que el estudio subraya como "signo positivo" el hecho de que el consumo tanto de cocaína como de cannabis está disminuyendo, este 'optimismo' tiene múltiples matices. "El consumo sigue siendo alto en términos históricos, si bien cabe observar cambios positivos, como las cifras récord de administración de tratamientos y la presencia de algunos signos favorables en lo que respecta al consumo por vía parental y al inicio en el consumo de heroína, cocaína y cannabis".

"Debe matizarse, sin embargo, cualquier optimismo, ante la perspectiva de que el desempleo juvenil y los recortes de los servicios favorezcan la reaparición de 'viejos' problemas", remata el informe en alusión a la reaparición del éxtasis y la detección de nuevas drogas sintéticas.

Nuevas drogas

Precisamente la detección de nuevas drogas sintéticas centra la preocupación en Europa. Se trata de sustancias fáciles de conseguir, en ocasiones relacionadas con las denominadas fiestas de "sexo con drogas", alegales, baratas y con un potencial efecto llamada. Sólo durante 2013, se detectaron 81 nuevas drogas, por lo que ya son más de 350 las catalogadas en Europa.

Cada semana aterriza en el mercado europeo una sustancia psicotrópica inédita

Dado que por lo general no están inclulidas en las listas oficiales, no son ilegales. Sin embargo, hay un problema mucho peor: la gran escasez de información científica y toxicidad sobre estas sustancias hace que los profesionales se topen con un desafío no previsto para la salud pública. "El abuso de estas sustancias entraña un riesgo considerable pues el conocimiento de los efectos, interacciones con otras sustancias de abuso, riesgos y consecuencias a corto y largo plazo es casi inexistente", explica a 'Vozpópuli' Teresa Juanas San Martín, facultativa del Servicio de Drogas del Instituto Nacional de Toxicología.

"Existe muy poca información científica y sobre todo, ningún estudio de evaluación de sus efectos en humanos", concluye la toxicóloga en referencia al espectacular auge en el aterrizaje de estas drogas de diseño en el mercado europeo.

"Internet es determinante"

El Observatorio despide su informe destacando el papel clave que juega Internet en este terreno. "La red presenta retos cada vez mayores, tanto como mecanismo para la difusión rápida de las nuevas tendencias como en su condición de mercado anónimo en rápido auge de alcance global".

Y añade: "Internet crea una nueva interconexión entre el consumo y la oferta de drogas. No obstante, ofrece también oportunidades de búsqueda de vías innovadoras en la administración de tratamiento y en las intervenciones de prevención y reducción de daños".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba