Sociedad

NYT advierte de una "crisis de sin techo" en España por el aumento de desahucios

El periódico neoyorkino vuelve a sacar el lado más oscuro de la crisis en España, esta vez centrado en el drama de las familias que se enfrentan a un desahucio.

The New York Times advierte en su edición digital de una "ola de desahucios" en España que está creando una crisis de "sin techo". Ya desde portada, donde la noticia ocupa un lugar destacado (inmediatamente después de la noticia principal), el diario neoyorquino explica que “el número de familias que se enfrentan a un desalojo está aumentando" y añade un problema más: la ocupación de viviendas. "Cuando no pueden mudarse con sus familiares, a menudo ocupan viviendas vacías", agrega.

El mismo día que el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma que "el Gobierno tiene que tomar medidas para que ninguna familia de buena fe se quede sin techo", el reportaje de The New York Times cuenta la historia de dos familias desahuciadas, una en Sevilla y otra en Carabanchel, al no poder hacer frente a su hipoteca, y acompaña estas historias humanas de una serie de fotografías en blanco y negro que recuerdan a aquellas que publicó hace unos meses.

Así, el medio norteamericano vuelve a sacar a portada el lado más oscuro de la crisis económica en España. Además de alertar de un aumento en el número de desahucios, alerta de otros problemas asociados, como los suicidios o la ocupación de viviendas deshabitadas. Asimismo, avisa de que los desahuciados "se enfrentan a una vida de endeudamiento y un sistema de listas negras que hace les hace virtualmente imposible alquilar".

En cuanto al código de buenas prácticas asumido por la banca, el texto alerta de la inutilidad de este instrumento, ya que sólo se pueden acoger a él unos pocos hipotecados, por lo que "no parece que vayan a tener mucho efecto".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba