Sociedad

Mariano Rajoy espera anunciar el lunes "la paralización temporal" de los desahucios

Representantes del Ministerio de la Presidencia y de Economía mantienen contactos "urgentes e inmediatos" para ultimar una propuesta sobre períodos de carencia para evitar desahucios en colectivos necesitados.

La congoleña de 39 años Ancy Buaty, cuyo desahucio consiguió aplazarse el jueves.
La congoleña de 39 años Ancy Buaty, cuyo desahucio consiguió aplazarse el jueves. Efe

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha avanzado en la noche del viernes que el lunes espera concretar diversas medidas contra los desahucios, como "la paralización temporal de los desahucios que afectan a familias más vulnerables". En un mitin ante 700 personas en La Llotja de Lleida, el primero de los cuatro que pronunciará en la campaña electoral catalana, el presidente del Gobierno ha asegurado que quiere, dentro de ese paquete de medidas, poder hacer más fácil "renegociar la deuda y permanecer en la vivienda cuando eso no sea posible". El jefe del Ejecutivo ha asegurado que el Gobierno trabaja para poder definir mejor "los umbrales de exclusión" y lograr que se puedan "aplicar mejor los códigos de buenas prácticas".Rajoy ha garantizado también que el Gobierno está abordando el problema de los desahucios "con toda la seriedad y la humanidad", pese a que es "muy difícil".

Las palabras de Rajoy llegan tras conocerse durante la mañana que los representantes del Ministerio de la Presidencia y de Economía han decidido mantener contactos "urgentes e inmediatos" para ultimar una propuesta sobre períodos de carencia para evitar desahucios en colectivos necesitados. Fuentes del Ejecutivo han informado a Efe de que ante la preocupante situación existente con el tema de los desahucios se ha considerado urgente avanzar en una propuesta relativa a esos periodos de carencia. Estos contactos se han adelantado al viernes después de que una mujer se haya suicidado en la localidad vizcaína de Barakaldo cuando iba a ser desahuciada de su vivienda.

El pasado miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, mantuvieron una reunión para tratar de acercar posturas y acordaron que los detalles de las nuevas medidas se concreten en encuentros posteriores de dos delegaciones de ambas partes. El primero de esos encuentros será el próximo lunes y las delegaciones estarán encabezadas por el subsecretario del Ministerio de Economía, Miguel Temboury, y la secretaria de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero.

El Gobierno en la última semana ha decidido volcarse en intentar lograr medidas ante los desahucios, y así la vicepresidenta presidió el pasado día 6 una reunión de un grupo interministerial que analizó el problema y en cuyo transcurso se dejó patente la voluntad de "actuar con determinación" para hacer frente a este asunto. En la reunión de ese grupo interministerial participaron además el jefe de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, Álvaro Nadal; el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, y el propio Miguel Temboury, junto a representantes de los Ministerios de Hacienda y Justicia.

Nueva ley

Tras conocerse el suicidio de una mujer en Barakaldo, Elena Valenciano ha pedido al Gobierno y a los bancos que, hasta que haya una nueva ley, detengan todos los desahucios de vivienda única. También desde el PSOE, el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha solicitado en una carta a los presidentes de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) y al de la Asociación Española de la Banca (AEB) "la paralización de todos los procedimientos de desahucio hipotecario en curso hasta tener una regulación sobre esta materia".

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha abogado por aplicar un cambio "profundo" en la legislación en materia de desahucios, para evitar situaciones como los suicidios de personas que no pueden afrontar el pago de hipotecas. En ese mismo sentido, el vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, ha afirmado que la ley que regula los desahucios de viviendas "no es la adecuada y debiera reformarse". Asimismo, el juez decano de Barakaldo, Juan Carlos Mediavilla, que se ha encargado del levantamiento del cadáver de la mujer que se ha suicidado, ha pedido la modificación de la legislación vigente para que sucesos de este tipo no se vuelvan a repetir.

También el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha pedido una solución "justa, equitativa y solidaria" al "problema angustioso de los desahucios". Desde el lado sindical, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha pedido al Gobierno que formalice "urgentes medidas" para acabar con el "drama" de muchas familias que no pueden pagar la hipoteca. El sindicalista ha pedido que se ponga freno a los desahucios y que se instrumenten mecanismos como la dación en pago o moratorias para el pago de deudas. UGT-Euskadi, sindicato al que estaba afiliada la mujer que se ha suicidado en Barakaldo, ha preguntado a los gobiernos cuantas personas más deben quitarse la vida para "acabar con esta sinrazón". UGT ha asegurado que este suceso es la consecuencia de la política de ajustes y recortes del Gobierno del PP, que "arruina a las familias y protege a las entidades bancarias".

El presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), Manuel Pardos, ha reclamado una moratoria para todos los deudores que actúen de buena fe, como la más necesaria y principal iniciativa para amortiguar el impacto de los desahucios. La organización FACUA-Consumidores en Acción ha pedido al Gobierno que exija a los banqueros la paralización inmediata de todos los desahucios, como primera medida hasta que se aprueben los cambios normativos anunciados.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba