Sociedad

Dos mil personas asisten a la primera pasión viviente de Ávila ante la muralla

Setenta actores han participado en la puesta en escena de la pasión y muerte de Cristo, formando parte del grupo Escenas de la Pasión de El Barraco, una localidad abulense que cada Sábado Santo desde hace cinco años representa las últimas horas de Jesús.

Las inmediaciones de la Basílica de San Vicente acogen por primera vez en Ávila la representación de la pasión viviente
Las inmediaciones de la Basílica de San Vicente acogen por primera vez en Ávila la representación de la pasión viviente EFE

La Semana Santa de Ávila, declarada desde el año pasado de interés turístico internacional, ha incluido por primera vez en su programa una pasión viviente, cuyo desarrollo junto a la muralla y la basílica de San Vicente, ha sido presenciado por unas 2.000 personas. Setenta actores han participado en la puesta en escena de la pasión y muerte de Cristo, formando parte del grupo Escenas de la Pasión de El Barraco, una localidad abulense que cada Sábado Santo desde hace cinco años representa las últimas horas de Jesús.

Basada en el libro de Diego Martín Peñas, el párroco de la iglesia abulense de San Pedro, esta compañía de actores no profesionales ha realizado todo un despliegue para recrear uno de los episodios más conocidos de la historia. "El reto ha merecido la pena", ha reconocido a Efe la directora del grupo, Piedad Arias, quien ha señalado que la mayor diferencia respecto a la representación que se realizará este Sábado Santo en El Barraco radica en el hecho de que la parte final se desarrolla por la noche, a partir del juicio a Jesús.

Setenta actores han participado en la puesta en escena de la pasión y muerte de Cristo, formando parte del grupo Escenas de la Pasión de El Barraco

Para poner en pie este trabajo que incluye la interpretación de ocho canciones, la mitad de "Jesucristo Superstar", ha requerido una preparación de tres meses, ya que tras las pasadas Navidades comenzaron los ensayos. Arias ha subrayado la implicación de este pueblo de unos 2.000 habitantes, teniendo en cuenta que este proyecto está impulsado por los vecinos del pueblo y algunos vinculados familiar o personalmente con el mismo, procedentes de Madrid o de las vecinas localidades de El Tiemblo y Navalmoral de la Sierra.

Desde más de media hora antes, cientos de personas han ido cogiendo sitio en las inmediaciones del atrio de la basílica de San Vicente (XII-XIV), donde se han situado dos de los tres escenarios principales, ya que el cuarto se ha instalado junto al lienzo este de la muralla, donde se ha escenificado la crucifixión. En ese punto, y tras más de dos horas, ha concluido una representación que ha comenzado con la llegada de Jesús a Jerusalén a lomos de la borriquilla, para después recrear la última cena, la oración en el huerto, el juicio final y la crucifixión.

Esta última escena ha sido presenciada por cientos de personas en el Jardín de San Vicente, donde se ha instalado un gran escenario junto a la muralla, en cuyas almenas se han apostado decenas de turistas que recorrían su adarve para presenciar la escena final de la pasión de Cristo. La representación, que ha contado con algunos problemas de sonido, ha tenido lugar en una parte del recorrido de la Procesión de los pasos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba