Sociedad

La condesa de Romanones: "Estoy feliz de que Corinna lleve mis joyas, es muy guapa"

Aline Griffith asegura que no vendió las joyas que hace unas semanas lució la "amiga entrañable" del rey Juan Carlos en Rusia por motivos económicos sino porque ya no acude a ese tipo de fiestas, "ni mis nietas tampoco". 

Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo
Corinna Zu Sayn-Wittgenstein en una imagen de archivo GTRES

Aline Griffith, condesa viuda de Romanones, está encantada con que Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, la "amiga entrañable" del rey Juan Carlos, luciera hace unas semanas en el Palacio de Invierno de Rusia un impresionante collar de esmeraldas que fuera de su propiedad.

"Estoy encantada, muy feliz, porque Corinna lleva mis joyas. La conozco mucho y es una mujer muy guapa", expresa la que fuera agente de la CIA en declaraciones al periódico 'El Mundo'. Y añade: "Me alegro de haberlas vendido, porque hace poco me robaron en casa y buscaban mis joyas". 

Tal y como publicó 'Vozpópuli' el pasado viernes, una subasta de joyas, celebrada en la casa de subastas Sotheby’s de Ginebra, transfirió su propiedad a un desconocido comprador, que pudo ser la princesa u otro comprador que acabara regalándole el collar y los pendientes a juego, cuyo coste podría haber alcanzado los 257.000 euros, aunque su tasación era de varios millones de euros.

"No vendí las joyas por problemas económicos sino porque yo ya no voy a ese tipo de fiestas", sostiene la condesa de Romanones

Asimismo, la condesa viuda de Romanones desmiente que tuviera que vender siete de sus valiosas joyas al pasar por una crisis económica personal. "No las vendí por problemas económicos como se ha dicho, sino porque yo ya no voy a ese tipo de fiestas. Y mis nietas tampoco". 

En la subasta mencionada, también salieron a la venta una sortija de rubíes y diamantes, un par de diamantes a juego, un bolso de noche en oro y diamantes y un brazalete de diamantes. "Desconozco quien tiene las otras piezas, pero con que las cuiden y las luzcan tan bien como Corinna es suficiente", zanja al respecto Alinne, de 91 años.

El collar

Aline, ex espía de la CIA, recibió el collar regalado por su marido, el conde de Romanones, que había comprado el collar a Luis Gil, quien remodeló el diseño de la pieza. El abalorio había pertenecido antes a la actriz españolaAnita Delgado y a al maharajá Ajit Sing, hijo del maharajá Kapurtala.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba