Sociedad

Semana nefasta para los datos de pobreza: ¿sólo uno de cada tres españoles escapa a estrecheces?

El último informe Foessa sobre la exclusión social presentado por Cáritas señala que sólo el 34% de los españoles vive con todas sus necesidades cubiertas. Desde el Ministerio, sin embargo, se afanan en ponerle cifras positivas a todos los esfuerzos del Ejecutivo para destinar fondos a programas de inclusión. 

Siete años de trabajo por parte de 90 investigadores de 30 universidades. 8.769 cuestionarios realizados, casi 100 preguntas por cuestionario sobre 35 indicadores que han dado como resultado que sólo un 34% de la población vive con sus necesidades básicas cubiertas. O dicho de otro modo, que dos de cada tres españoles tiene algún tipo de carencia en estos indicadores, según los datos que presentaba esta semana Cáritas a raíz del séptimo informe Foessa (Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada) sobre exclusión y desarrollo social en España. 

Estas conclusiones han hecho saltar las alarmas, pero ¿cuál es la verosimilitud de estas cifras? ¿de dónde proceden? Desde Foessa informan de que los cuestionarios se han hecho en todas las comunidades autónomas, salvo en las ciudades de Ceuta y Melilla. Las entrevistas fueron presenciales en los hogares, que se elegían primero por sección censal y después mediante rutas aleatorias. Esta elección en base al censo no es proporcional al número de la población sino a la población estimada con indicios de exclusión social, desproporción en la selección de secciones censales que se corrije a posteriori con la ponderación, según explican. 

Los hogares afectados por privación material o pobreza monetaria han aumentado casi el 50% en los últimos años, pasando de 50,2% de españoles que vivían sin estrecheces en 2008 al 34% en 2014

En concreto, en 13 comunidades autónomas se diseñó una muestra específica, 650 cuestionarios de los que 400 se destinaban a hogares con algún indicio de exclusión y 250 para aquellos que no presentaban ninguno. En total casi 8.800 cuestionarios para deducir el Índice Sintético de Exclusión Social (ISES) con preguntas sobre empleo, consumo, participación política, educación, vivienda, salud, conflicto social y aislamiento social. 

El resultado ha sido desolador: el 41% de los hogares tiene alguna problemática con alguno de estos indicadores, el 24% sufre un exclusión moderada y un 19% está en severa marginalidad. Según el informe, los hogares afectados por privación material o pobreza monetaria han aumentado casi el 50% en los últimos años, ya que en 2008 el 50,2% de los españoles vivían sin estrecheces, cifra que se ha reducido a un 34% actual. Cabe recordar que al hablar de exclusión se está haciendo referencia a personas sin empleo, sin sanidad, sin vivienda, o sin todos los indicadores a la vez. En 2013 había 11.746.000 personas en esta situación -uno de cada cinco ciudadanos-, y de ellos el 77% sufre exclusión del empleo, el 61% de la vivienda y el 46% de la salud. 

Las casi 700 páginas del informe se dedican a cuestionar el modelo social español que los distintos Gobiernos del PP y PSOE han ido modelando, y alerta de la ruptura del contrato social. "Las reformas del sistema del Bienestar Social en España, especialmente las desarrolladas a partir de mayo de 2010, han supuesto una regresión en las políticas sociales", decía en la presentación Francisco Lorenzo, coordinador del informe. 

"El problema no es si, como nos dicen, ya estamos saliendo de la crisis, sino desde dónde estamos saliendo. No ha sido sólo la crisis, ya teníamos una situación compleja en la época de mayor crecimiento. El informe refleja que hay un 15% de personas que tienen empleo pero que viven de modo miserable. Es una paradoja tremenda ya que están en un cierto nivel de pobreza porque no llegan a final de mes pero al mismo tiempo se sienten afortunados porque tienen trabajo. Se ha socializado un nivel de pobreza porque todos conocemos a alguien que lo está pasando mal. Es el paro masivo, pero también la bajada de salarios, la reducción de ayudas sociales... el problema ha sido la conjunción de todas las medidas, la suma de todas hace que la economía del hogar se resienta. Y la principal causa de que no haya habido un estallido social es la familia, que ha sustentado la crisis, con una intensidad y potencia muy grandes. La familia resiste pero empieza a dar síntomas de cansancio", declaraba Sebastián Mora, secretario general de Cáritas. 

La atención alimentaria, los gastos en luz, calefacción, agua, etc., y el aumento del gasto sanitario, especialmente la subida del 30% del gasto farmacéutico, son claves para analizar la posible exclusión

En la misma línea señala que aunque se empieza a vender una clara recuperación económica, esta tarda mucho en notarse entre la gente, mientras que los ajustes negativos llegan de inmediato. "Nosotros trabajamos especialmente en tres factores clave para la exclusión, como son la atención alimentaria, los gastos en luz, calefacción, agua, etc., y el aumento del gasto sanitario, especialmente la subida del 30% del gasto farmacéutico. Cuando presentamos estos informes siempre se critican mucho por el Gobierno, como la última vez, y se alaban mucho por la oposición, pero hay una realidad que es incontestable", añade Mora. 

Más fondos para la inclusión

Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad defienden que el Gobierno sigue destinando ayudas para combatir estos problemas de exclusión social o pobreza. Esta misma semana la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, aseguraba que la creación de empleo junto con unas prestaciones sociales adecuadas y unos servicios públicos de calidad "constituyen la mejor política y la más eficaz para combatir la pobreza y el riesgo de exclusión". 

Desde el Ejecutivo se proclama una mejora económica en estos criterios sociales apoyada en los siguientes aspectos: 

  • La evolución de la tasa 80/20, que mide la desigualdad de la distribución de la renta, que en 2013 bajó dos décimas
  • El índice GINI, que analiza el grado de inequidad en la distribución respecto de los ingresos y que en 2013 bajó a 33,7 tras aumentar de 2009 a 2012
  • La tasa de riesgo de pobreza AROPE que se ha mantenido después de años de subidas
  • La encuesta del INE sobre Condiciones de Vida de mayo que mostraba un leve retroceso de la tasa de pobreza de un 0,2%

Además, el Ministerio saca pecho de la nueva partida de 32 millones de euros para financiar proyectos públicos de inclusión social contabilizada en los Presupuestos Generales del Estado para 2015

También esta semana UNICEF ha alertado de que tres millones de niños siguen por debajo del umbral de la pobreza en España, y el Banco de Alimentos pide ayuda ciudadana ante la escasez de comida en sus sedes

Más alertas sobre pobreza

Sin embargo, lo cierto es que los datos de Cáritas no han sido los únicos alarmantes en esta semana. También UNICEF hacía público estos días que tres millones de niños siguen por debajo del umbral de la pobreza, con un aumento de 800.000 personas entre 2008 y 2012. España se sitúa como tercer país donde más crece este índice, por detrás de México y de Estados Unidos, con una tasa de pobreza infantil que ha crecido ocho puntos entre 2008 y 2012, pasando del 28% al 36%. Nuestro país ocupa el puesto 35 de 41, con un 1,4% del PIB destinado a la protección de la infancia y de las familias, inferior al 2,2% de media que destinan los países de la Unión Europea. 

También esta semana, y para ahondar en la necesidad social, el Banco de Alimentos hacía un llamamiento ante la escasez de productos en sus estanterías y de cara también a enfocar la campaña de Navidad, ya que el porcentaje de gente que tiene que recurrir a estos servicios ha aumentado a un 33% en los últimos meses. Por ello han iniciado una "gran campaña" para que los ciudadanos realicen donaciones, especialmente en la recogida masiva que tendrá lugar el próximo 28, 29 y 30 de noviembre. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba