Sociedad

Madrid: una asociación civil trata de impedir que el comprador del Edificio España lo tire por dentro

"Hay una ley para ricos y otra para pobres, y lo que no puede ser es que cuando venga alguien con dinero se cambie la protección de un edificio singular como si ésta no sirviera para nada", denuncia la asociación que quiere evitar el derribo.

Fachada trasera del Edificio España que se pretende derribar
Fachada trasera del Edificio España que se pretende derribar STREET VIEW

"Hay una ley para ricos y otra para pobres y aquí se está actuando para complacer intereses particulares y no el interés de la ciudad de Madrid. El ayuntamiento se pliega a los intereses del señor chino y si quiere que le quitemos la protección al Edificio España, lo que usted quiera". Así se manifiesta Vicente Patón, arquitecto y miembro de la asociación Madrid Ciudadanía y Patrimonio, una organización que cual David contra Goliat quiere parar el atropello que supondría, según su criterio, los planes que el inversor chino que ha comprado el rascacielos al Banco Santander tiene para el mismo: derribarlo por dentro y dejar sólo la fachada principal para construir dentro un gran centro comercial con inmenso parking.

MCyP ha presentado una alegación ante el área de urbanismo del ayuntamiento de Madrid para tratar de frenar el proyecto. Es un informe muy técnico en el que se habla del valor "histórico, singular, ejemplar, precursor, tipológico y formal" del Edificio España, una torre que no es, según los arquitectos que avalan esta alegación, una más. El consistorio de Ana Botella abrió el plazo de alegaciones en pleno mes de agosto, según los arquitectos para hacer más difícil las mismas. Sin embargo, se han presentado en tiempo y forma. No obstante, los propios expertos en urbanismo creen que será rechazada sin más, ya que "el ayuntamiento no está obligado ni siquiera a explicar por qué rechaza las alegaciones".

También en Canalejas

Esta asociación lleva meses luchando para que el 'Complejo Canalejas', también en el centro de Madrid y también propiedad del Banco Santander, sea respetado y no se "expolie su patrimonio histórico protegido". Ambos casos son muy similares: el ayuntamiento de la capital baja la catalogación del edificio para que se puedan hacer modificaciones en él que en un principio no estaban permitidas. En ambos casos hay grandes empresas y capitales detrás. En el caso del Edificio España, un rascacielos construido en los años 40, se pretende tirar todo excepto la fachada principal que da a la Plaza de España. De este modo, se derribaría "la fachada que la mayoría de arquitectos considera más interesante, que es la trasera". Una tropelía urbanística facilitada por las autoridades.

En este edificio histórico se plantea construir un superparking y un centro comercial de cinco plantas

"Es un edificio importante para una ciudad como Madrid, con una estructura que en su momento fue récord de estructura de hormigón y que además tiene cualidades paisajísticas. Pero el ayuntamiento se pliega a los intereses de un inversor chino para hacer allí un aparcamiento y un centro comercial de 5 plantas (...) No se puede hacer que los edificios tengan unos niveles de proetcción y cuando viene a bien a alguien con dinero, que se desproteja, porque entonces las protecciones no valen para nada. Y si llegaran y quisieran pintar de verde el Museo del Prado poniendo mucho dinero lo haríamos también?".

Patón se siente en una batalla desigual y pide la ayuda de la sociedad civil de Madrid para parar el proyecto, aunque destaca que enfrente hay un inversor chino que tiene un acuerdo de preventa con el Santander, al que le interesa deshacerse del inmueble: "Nadie se quiere meter con ellos porque todo el mundo tiene deudas con ellos. Los partidos políticos que podían haber iniciado acciones en contra de esto no dicen nada. Ni el PSOE, ni IU ni nadie, todos tienen deudas con el Santander. La prensa también le debe pasta al Santander. Así que al final, somos cuatro", se lamenta el arquitecto.

Un calendario incierto

En cualquier caso, aún no está claro el calendario de ejcución de este proyecto aunque "Botella ha dicho que a principios de 2015 empiezan las obras de la Plaza de España" sin precisar mucho a qué se refiere. Una recogida de firmas en Change.org ya cuenta con 44.000 apoyos en contra del derribo del edificio. Pero en MCyP piden ayuda: "Nuestro apoyo es muy técnico y a veces judicial, no porque iniciemos juicios pero advertimos donde hay incongruencias legales". Con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina, una contestación importante a la 'reforma' del edificio tendría más posibilidades de paralizarla.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba