Sociedad

El primer exmarido de Corinna acudió a Botsuana en el mismo viaje que el Rey

El número de junio de la revista Vanity Fair publica un extenso reportaje sobre la misteriosa princesa que acompañaba al Rey en la comentada cacería del país africano, y que al parecer se ha marchado de España. 

La princesa acompañaba al Rey en alguno de sus viajes
La princesa acompañaba al Rey en alguno de sus viajes Vozpópuli

Después de insinuaciones y comentarios de todo tipo por parte de los medios, ahora es Vanity Fair quien se lanza a publicar un extenso reportaje sobre la amiga del Rey. Bajo el titular "Quién es Corinna zu Sayn-Wittgenstein", la publicación recoge detalles extraídos de las declaraciones de los amigos, los enemigos y hasta el propio exmarido de la princesa, quien afirma que "Ésta está muy asustada tras la cacería de Don Juan Carlos en Botsuana", a quien ella acompañó en el viaje. 

La alemana, según la revista, acudió a la cacería porque era un viaje de amigos y familia al que invitaba el empresario sirio Mohamed Eyad Kayali. "Era la primera vez que el hijo pequeño de Corinna iba a un safari y ella se sentía más segura si yo estaba allí", comenta el primer marido de la princesa, Philip Adkins. Todo el reportaje podría no ser más que una operación destinada a lavar la imagen de la citada Corinna y, por extensión, del propio Rey de España, al presentar la cacería de Botsuana como "un viaje entre amigos", al que incluso acude uno de los exmaridos de la alemana.

Defensores y detractores

Los amigos de la princesa destacan que es una persona inteligente, una mujer brillante. El propio Adkins dice que siempre ha estado dispuesta a aprender y arriesgar, a experimentar y a emprender. "Es una mujer brillante, trabaja para altos cargos y diplomáticos, pero no hablamos de ellos porque su trabajo es altamente confidencial", añade la diseñadora Bonnie Young, amiga de Corinna. 

El reportaje presenta la cacería en Botsuana como "un viaje entre amigos"

En el otro extremo, hay quienes explican que la alemana empezó por organizar safaris de lujo y poner en contacto a algunos de los hombres más poderosos de Estados Unidos, Oriente Medio y Europa, que realizaban importantes transacciones por las que ella cobraba comisiones. Según un amigo de su segundo marido, "entre la aristocracia inglesa y alemana se habla de ella desde hace años, comentando que se casó para obtener un título y un pequeño principito". 

Desde que saltara la noticia, la prensa internacional no ha temido remilgos a la hora de calificar a Corinna como "la amante del Rey" (según Bunte), "la compañera del Rey que podría costarle el trono al monarca" (según Bild) o "la amante desde hace cuatro años del soberano más 'tombeur de femmes' de España" (según La Stampa). 

Para quitarle hierro al asunto, la amiga de Corinna, Bonnie Young, describe la relación de la alemana con el Rey diciendo que "es una especia de asesora que lleva años viajando con él", pese a lo cual, muchos creen que es una maniobra para maquillar la evidencia. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba