Sociedad

Un hombre en estado crítico tras lanzarse a la zona de leones del Zoo de Barcelona

Los leones se lanzaron contra el hombre, que iba vesitdo de militar, y los arrastraron a un túnel de servicio. Empleados del Zoo y servicios de emergencia le han evacuado y lo han trasladado al Hospital de la Vall d'Hebron.

Un hombre, vestido completamente con un uniforme militar de camuflaje, se ha adentrado hoy de forma voluntaria en el recinto de los leones del Zoo de Barcelona y ha sido atacado por dos leonas (en la imagen) y un león del recinto
Un hombre, vestido completamente con un uniforme militar de camuflaje, se ha adentrado hoy de forma voluntaria en el recinto de los leones del Zoo de Barcelona y ha sido atacado por dos leonas (en la imagen) y un león del recinto Efe

Un hombre de 45 años ha sido rescatado este domingo después de que se haya lanzado a la instalación de los leones del Zoo de Barcelona, de donde ha sido evacuado en estado grave. Los leones han atacado al hombre, que iba vestido de militar, y lo han arrastrado a un túnel de servicio, han explicado fuentes del Ayuntamiento. El hombre se encuentra en estado crítico tras se trasladado al Hospital de la Vall d'Hebron en estado grave por los servicios de emergencia donde ha sido ingresado, a la espera de un parte médico en las próximas horas sobre su estado de salud y el resultado del ataque de los leones.

El hombre fue trasladado al Hospital de la Vall d'Hebron en estado grave

Testigos presenciales han explicado que el hombre se ha adentrado de forma voluntaria en el foso de los leones y ha sido atacado por algunas de las leonas del recinto, que han arrastrado a esta persona hasta un túnel de servicio, donde ha sido rescatado por personal del Zoo, guardias de seguridad y bomberos de Barcelona, según informa Efe. En el recinto habitan cinco animales -que según fuentes del zoo se alimentan de carne de caballo-, han sido dos leonas las primeras en atacarle, aunque un león se ha acabado imponiendo a las otras dos, en un suceso que habría durado unos 20 minutos.

"La intención no era matarlo, se han puesto a jugar con él", ha apuntado Ignasi Armengol, director de Barcelona Serveis Municipals. El ataque, en cualquier caso, se ha saldado con mordiscos y zarpazos que le han causado heridas en la cara y todo el cuerpo, e incluso el hombre ha acabado con "la lengua colgando", según algunas fuentes. Para intentar alejar a los animales de la víctima, primero se han utilizado extintores y, posteriormente, manguerazos de agua, para que "con la molestia que produce el chorro de agua, pero sin hacerles daño, apartarles" del hombre.

Una vez ahuyentados, éste ha sido rescatado a las 12.45 horas por personal del Zoo, guardias de seguridad, policías y bomberos de Barcelona, mientras la mochila del hombre, también de camuflaje y de grandes dimensiones, que habitualmente siempre lleva en sus acciones, se quedaba en el interior del foso. Hasta el Zoo se han desplazado tres dotaciones de Bomberos de Barcelona, así los Servicios de Emergencias Médicas, la Guardia Urbana de Barcelona y dotaciones de Mossos d'Esquadra.

Ante la mirada atónita de las familias que contemplaban los leones del Zoo, el hombre que ha protagonizado el suceso se ha encaramado a una zona de césped, de acceso prohibido, entre el espacio de los tigres y de los leones, ha superado una valla y ha sido finalmente tirado al foso por una leona que ha detectado la presencia de esta persona, según las fuentes consultadas.

Tras la caída, algunos animales habrían atacado a esta persona y la han arrastrado hasta un túnel de servicio, de acceso al interior de los espacios para leones, lo que ha permitido a agentes de seguridad, personal del Zoo y a los bomberos retirar a esta persona. La zona del incidente del Zoo ha sido acordonada en un radio de 50 metros.

Un viejo conocido de la Policía

Pero el suceso ocurrido este domingo en el Zoo no queda en una simple anécdota en la página de sucesos, sino que ese uniformado militar ya había dado más de un quebradero de cabeza a las autoridades catalanas en los últimos meses, habiendo protagonizado otras exhibiciones públicas en puntos simbólicos de la ciudad.

El pasado 24 de noviembre, el hombre, de 45 años y nacionalidad española, vecino de Gelida (Barcelona), fue detenido tras colgarse de la fachada del edificio modernista de La Pedrera de Gaudí, con pancartas con esvásticas nazis y en las que se podían leer lemas como "aborto asesino" y "40 mil niños año, Hitler novato".

Pero previamente, el 11 de septiembre, ya llevó a cabo otro incidente también mediático, entonces ante decenas de cámaras, cuando quemó una 'estelada' y un pañuelo palestino frente al monumento a Rafael Casanova, cuando en esos momentos se llevaban a cabo las tradicionales ofrendas florales de la Diada. El hombre consiguió colarse en el cordón policial que cerraba el paso de calles cercanas y logró llegar hasta la misma estatua, en una zona en la que había multitud de autoridades políticas.

Un "Rambo" urbano que en todas sus actuaciones públicas ha conseguido acaparar los focos de las cámaras y las miradas sorprendidas de los ciudadanos, pero que hoy, en su tercera acción en la capital catalana, ha ido más allá y ha acabado ingresado grave en el hospital.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba