Sociedad

Los trabajadores de la banca nacionalizada quieren organizar su propia 'marea de protestas'

Se han visto ya de casi todos los colores, pero ahora son los trabajadores del sector bancario los que están empezando a movilizarse y a manifestarse por las calles de Madrid y de toda España para protestar contra los miles de despidos que supondrá la nacionalización para cuatro bancos. No quieren pagar, dicen, por algo de lo que no tienen culpa. 

Las continuas reformas y ajustes llevadas a cabo por el Gobierno en el pasado 2012 han hecho que la calle se llene de manifestaciones, que los colectivos se dividan según sus colores y que sus llamadas 'mareas' inunden las ciudades prácticamente cada semana. Se han visto de todos los colores: verde (profesores), blanca (sanitarios), naranja (servicios sociales), negra (funcionarios)... Sin embargo, desde el pasado mes de diciembre se empieza a ver un nuevo sector movilizado que comienza a organizar sus propias protestas. Es el de los trabajadores de banca, que empiezan a alzar la voz contra los planes de despido que se están negociando en las principales entidades bancarias, especialmente en las cuatro nacionalizadas. 

Los sindicatos llevan desde diciembre movilizando a los empleados de un sector que en conjunto ha perdido 35.000 puestos de trabajo desde 2008, y que ha anunciado otros 18.500 a partir de 2013. El primer día   en que convocaron concentraciones en todas las capitales de provincia españolas fue el pasado 24 de diciembre, aprovechando el horario especial de Nochebuena de las oficinas, algo que para muchos fue un error porque la gente 'se desplaza a otros lugares  para estar con la familia y es un dia complicado'. 

La banca ha perdido 35.000 puestos de trabajo desde 2008 y ha anunciado otros 18.500 a partir de este 2013. 

Pero los actos se han retomado en este mes de enero. Precisamente esta semana miles de personas se concentraban el miércoles en varias ciudades para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo que ha presentado Bankia, una de las entidades nacionalizadas y que ha hecho una propuesta a sindicatos de 4.900 despidos, 100 menos de los iniciales tras el acuerdo para transferirlos a IBM, compañía prestará servicios tecnológicos al banco durante 10 años. 

La cifra total de Bankia se completa el recorte de otros 1.000 empleos de entidades vinculadas, lo que haría un total de casi 6.000 despidos con unas condiciones que los sindicatos califican de inaceptables: 22 días por años y un máximo de 14 mensualidades. 

Ese era el motivo de la protesta que bajo el lema "No a los despidos del FROB" reunió a cientos de trabajadores de Bankia frente a la sede del Banco de España en Madrid. Bajo consignas como "aquí estamos, nosotros negociamos", "somos trabajadores, no somos banqueros", "empleados no culpables, exigimos responsables" o "clientes y empleados, únicos afectados" querían dejar claro su malestar por la situación actual que viven muchos de ellos, desconocedores del futuro próximo que les espera. 

"Somos trabajadores, no somos banqueros" o "clientes y empleados, únicos afectados" eran algunas de las consignas de los empleados

Pero no fue el único acto, ya que en Segovia también otras 300 personas se desplazaban a la sede de la antigua Caja Segovia, absorbida en Bankia, mientras que en Valencia eran cerca de 700 las que hacían lo propio frente a la sede central de Bancaja. En total, cerca de 10.000 personas, según representantes de sindicatos en Madrid, Barcelona, Valencia, Las Palmas, Logroño, Segovia y Ávila que según UGT "demuestra la unión de la plantilla, que ha mandado un mensaje rotundo y contundente de cohesión y fortaleza en este difícil momento". 

Las concentraciones coincidieron con la primera reunión entre sindicatos y dirección de Bankia, que tiene hasta el 9 de febrero para presentar una propuesta definitiva. Hasta entonces, se reunirán todos los miércoles, de manera que tienen al menos cuatro citas más para intentar salvar un acuerdo, además de las nuevas reuniones que se podrán concretar si la dirección pretende dar mayor celeridad al proceso. 

Ayer, en Santiago de Compostela

También los trabajadores de Novagalicia Banco se movilizaban este sábado recorriendo las calles de Santiago bajo la lluvia. Eran varios miles de personas mostrando su rechazo al plan de reestructuración previsto para el Banco, que supondría el despido de 2.508 empleados hasta 2017 y el cierre de 327 oficinas hasta 2015. 

Bankia planea cerca de 6.000 despidos, Novagalicia Banco 2.508, y también Santander, entre otros, gestionan reducciones de plantilla

Convocada por los seis sindicatos con representación en la entidad y apoyada por BNG, AGE y PSdeG, la marcha portaba el lema "No al plan de reestructuración de NCG Banco" y pidió insistentemente la dimisión de José María Castellano, presidente ejecutivo del banco, además de repetir "somos trabajadores y no estafadores". 

Aprovechando la marcha los seis sindicatos firmaron un manifiesto en el que denunciaban que "el conjunto de la sociedad asumirá las pérdidas derivadas de la mala gestión de las direcciones, con la complicidad de la Xunta, Banco de España, Gobierno central y Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), transformándose la deuda privada en deuda pública, al tiempo que se privatizan los futuros beneficios".

Por último, y también esta semana, Banco Santander celebraba su primera reunión entre sindicatos y dirección para estudiar la reducción de la plantilla una vez que se integre en el grupo a Banesto. De momento, el banco mantiene su intención de hacerlo con medidas 'no traumáticas' como bajas incentivadas o la recolocación de empleados en sucursales de fuera de España o en otras empresas del grupo. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba