Sociedad

A Tejero no le convence la Transición: "Con Juan Carlos, empezó el desastre"

El excoronel publica una columna donde da rienda suelta a su descontento con la actualidad que vive España. "Si esto es una monarquía parlamentaria, una democracia y un estado de bienestar, quiero borrarme de todo, porque es una puñetera mentira", dice. 

A Tejero no le convence la Transición: "Con Juan Carlos, empezó el desastre"
A Tejero no le convence la Transición: "Con Juan Carlos, empezó el desastre"

El excoronel del Ejército, Antonio Tejero, ha vuelto a hablar y lo ha hecho cargando duramente contra prácticamente todas las instituciones en funcionamiento desde la Constitución Española. Lo ha hecho bajo el título "A los pasotas, cobardes y traidores", y ha explicado que no se puede confiar en la clase política para que arregle la situación de una España que además de pobre puede terminar rota. 

Según publica en el diario Alerta Digital, "desde que murió el Generalísimo Franco, tras regalar el reino de España a Juan Carlos de Borbón, empezó el desastre". Para él, se inició ya con Adolfo Suárez por la' paulatina entrega de la herencia a los mangantes que la esperaban para destrozarla', haciendo referencia a la posible pérdida de 'soberanía nacional' ante un rescate actual por 'otras potencias extranjeras'. 

Para él, la crisis comienza con la redacción del texto constitucional, que 'cambió nuestro mapa político' creando las autonomías, 'precursoras de separatismo'. Criticando la actitud de aquellos que abanderan libertades, defiende a la clase humilde que está soportando todo el peso de la actual crisis agobiante, pero admite cierta envidia hacia esos 'pueblos que defienden su religión y esos ciudadanos que escuchan con respeto y con la mano en el pecho su himno nacional'. 

Tras cargar de nuevo contra catalanes y vascos recordando el episodio de las pitadas al himno en el partido de Copa del Rey, argumenta que éste es un problema patrio, y que comprende que quien sufre con el económico no tenga ni tiempo ni ganas de preocuparse de las cuestiones de independencia. "Aquellos a quienes le han quitado lo más esencial de sus vidas, como es el trabajo el pan y la vivienda, en lo único que piensan, mientras esperan en las colas del INEM, en las de caritas o en el anunciado desalojo de sus casas, es en buscar soluciones para sus vidas y las de sus hijos, además de despotricar contra los causantes de su situación". 

Defensor de eliminar las autonomías, se pregunta también por el ahorro que todo eso supondría, algo que considera una utopía, porque "desgraciadamente, ni el Gobierno, ni el rey, como árbitro constitucional, tienen el valor y la equidad necesaria para acabar con este despilfarro económico, así como tampoco lo tienen para ilegalizar a partidos etarras que ya están gobernando en Vascongadas, gracias a la decisión del Tribunal Constitucional, ni con el separatismo vasco y catalán. 

Tejero deja caer también que mientras los problemas políticos se agudizaban, Rajoy 'soñaba con Merkel con la tijera en mano', y el rey estaba 'de cacería de elefantes o de lo que sea, aunque más bien de lo que sea', apuntaba. Renglón seguido añadía que "una vez conocida la escapada, ensayaba la mejor forma de pedir perdón a los españoles con cara de niño cogido en falta y prometiendo que no lo haría más...", algo que le deja sin comentarios.

En su alegato explica que la desilusión en las instituciones es total y pertenece a todos los que son, han sido y serán parte de ellas, y concluye lanzando un mensaje al aire: "Que Dios nos ayude, y que confunda a los pasotas, a los cobardes y a los traidores, que han consentido y consienten el latrocinio, la injusticia, la traición y la desvergüenza en nuestra Patria... Y añado, que si esto es una monarquía parlamentaria, una democracia y un Estado de Bienestar, quiero borrarme de todo, porque es una puñetera mentira. ¡Viva España!". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba