Sociedad

La revolución de la Tasa Amazon: las compras digitales en internet cambiarán para siempre

A partir del 1 de enero entrará en vigor una nueva normativa europea que cambiará la tasa vigente a la hora de comprar productos digitales en Europa. 

La página web Amazon
La página web Amazon VP

A partir del 1 de enero entrará en vigor una nueva normativa europea que cambiará para siempre las compras de productos o servicios digitales por internet, ya que se considerarán realizados a todos los efectos en la ubicación del comprador y no en la del vendedor, como sucedía hasta ahora. Esta nueva ley es conocida como la Tasa Amazon -que será la principal página perjudicada-, aunque el Gobierno de España le ha llamado el "régimen especial de prestación de servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión o electrónicos en el IVA".

La nueva ley solo afectará a la compra de productos digitales intangibles como los e-books

Con esta nueva ley, la compra de productos intagibles como los videojuegos para consolas y ordenadores, los pagos periódicos de juegos online, los e-books, las películas y la música en streaming y los pagos por servicios de hosting o cloud se verán afectados ya que la nueva ley atañe a las compras cuya entrega es prácticamente instantánea y sin la intervención humana. Sin embargo, no tendrá efectos sobre otros productos y servicios comprados a través de la red como la ropa.

Este cambio legislativo tan simple que introduce esta nueva ley tiene una consecuencia importante: el IVA que paguen los consumidores por la compra de estos productos o servicios a empresas con residencias fiscales en el extranjero se quedará en el país del comprador. Hasta ahora, las empresas domiciliadas en el extranjero liquidaban el IVA recaudado al gobierno donde estuvieran domiciliadas y ahora tendrán que hacerlo en el país en el que los ciudadanos compren sus productos.

Esta nueva legislación puede hacer que los vendedores extranjeros, al tener que facturar el IVA al país de que proviene el comprador, suban el precio de los productos, lo que hasta ahora beneficiaba a los usuarios.

Por otro lado, con esta ley, el objetivo que tienen los gobiernos dependientes de Bruselas está claro: acabar con la 'ventaja' que las empresas extranjeras y no europeas tienen sobre la Unión Europea, ya que venden sus productos digitales sin IVA a clientes europeos, lo que dificulta las ventas de las compañías europeas, que sí tienen que grabar sus ventas con los impuestos aplicados en los países.

Amazon, la principal perjudicada

La empresa que da nombre a la nueva tasa europea, Amazon, va a ser la principal perjudicada debido a que es la compañía que más vende este tipo de productos a través de internet. Esta empresa vende sobre todo libros digitales a toda Europa y aplica el tipo impositivo de Luxemburgo, donde está su residencia fiscal y cuyo IVA es del 3%, en lugar del 21% como sucede en el caso de vender a España. Según la página web The Bookseller -otra compañía afectada-, con la nueva legislación, Luxemburgo puede llegar a perder alrededor de 800 millones de euros al año, mientras que países como Reino Unido o Alemania se beneficiarán con cerca de 350 millones de euros anuales cada uno.

Sin embargo, no todos van a resultar perjudicados, ya que la medida beneficia a los vendedores locales, como en España podría ser Casa del Libro, cuyas ventas se mantendrán pero contarán con el alivio de que su principal competencia ganará menos. También beneficiará al Gobierno de España, quien recaudará más con las nuevas ventas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba