Sociedad

La camisería coruñesa en la que se estrenó Amancio Ortega baja la persiana

El fundador del imperio Inditex comenzó a trabajar en la camisería de Martínez cuando tenía 13 años.

En la imagen, José Martínez, propietario de la camisería
En la imagen, José Martínez, propietario de la camisería Efe

Centenares de pequeños comercios tradicionales echan hoy el cierre al perder su renta antigua, entre ellos la camisería Gala deA Coruña, que en la década de 1950 contrató a un joven repartidor que hoy es uno de los hombres más ricos del mundo: el fundador del imperio Inditex, Amancio Ortega. Este establecimiento, situado en la calle Notariado, justo en la esquina con Federico Tapia y la plaza de Galicia, es uno de los más emblemáticos de una ciudad gallega que hoy pierde locales célebres.

José Martínez Varela acumula 62 años de trabajo en sus 79 de vida, pues cogió el testigo de su padre, José Martínez Porto, y si ahora "aprovecha para jubilarse" es porque "ya llegó el momento". Según explica en declaraciones a Efe, el hecho de que haya que renegociar un contrato de alquiler por la extinción del antiguo es importante, aunque no decisivo para la clausura de un establecimiento en el que se almacena una parte de la historia de A Coruña.

El cierre de la camisería Gala en la calle Notariado no significa, sin embargo, que vaya a desaparecer, pues continuará abierta Camisas Gala en el número 74 de la calle de la Torre. "El espíritu de la camisería continúa en la calle de la Torre con mis hijos, ellos seguirán allí. Aquello está en propiedad, y si fuese el caso de ésta, vendrían ellos para aquí", detalla al aludir a sus tres descendientes. La inestabilidad económica es fundamental para su decisión en una época en la que "hay que luchar", pero en su caso ve que, tras una larga trayectoria se impone el retiro, porque pelea "por nada" y eso "no vale".

El fundador del imperio Inditex comenzó a trabajar en la camisería de Martínez cuando tenía 13 años

Su relación con los dueños es muy buena y siempre quedaba abierta la posibilidad de seguir, aunque el auge de las grandes zonas comerciales pesa mucho para las tiendas clásicas del centro de A Coruña. "Indudablemente me siento un poco forzado porque las cosas no marchan como deberían. En este país el señor Rajoy dice que todo va muy bien, pero hay que ir al nivel de la calle", sugiere Martínez Varela. Muchos conocen la camisería porque allí empezó la vida laboral del fundador de Inditex, Amancio Ortega, cuando tenía solo trece años, aunque a José Martínez no le gusta demasiado hablar sobre ese asunto.

"Aquí además de Amancio trabajó mucha gente y antes de que él naciera ya estaba Gala funcionando. Cuando entró vino a trabajar como otro chaval cualquiera, como otros muchos que tuvimos por los que nadie pregunta", prosigue. Antes de la llegada de Ortega a la camisería, el establecimiento ya era muy popular porque tenía a clientes de gran prestigio e influencia en la vida social de la ciudad y de todo el país.

"Ya era conocida en ese momento. Ya le hacíamos camisas a don Pedro Barrié de la Maza -conde de Fenosa-, a los gobernadores militares, al capitán general y a los de los bancos de la ciudad", concluye. José y su hermano Carlos se muestran, a continuación, visiblemente emocionados en un día en el que dicen adiós a muchos años de recuerdos al frente de una tienda en la que sin duda se respira tradición. No en vano, alberga joyas de coleccionista como una caja registradora con más de un siglo de historia. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba