Sociedad

Clase política y aborto: una relación empresarial fructífera

Este sábado una manifestación en contra del aborto (en la que se espera la asistencia de Esperanza Aguirre) recuerda que, moralidades aparte, hay muchas sombras en las empresas que hacen negocio con él. Beneficios irreales para su negocio, abortos fuera de la ley y políticos que han tenido y tienen intereses en que el negocio siga.

Manifestación contra el aborto el 29 de marzo de 2009
Manifestación contra el aborto el 29 de marzo de 2009 GTRES

"Algunos diputados del Congreso se juegan mucho si se cambiara la ley del aborto". Esta frase se atribuye a Alberto Ruiz-Gallardón, defenestrado ministro de Justicia que supuestamente la pronunció en presencia de activistas en contra de la interrupción del embarazo. ¿A qué se refería el entonces ministro? La relación de algunos políticos que han ocupado cargos de relevancia a nivel estatal, autonómico o municipal con el aborto es de sobra conocida, aunque difícilmente demostrable dadas las poco claras cuentas que tienen las sociedades desde las cuales se practican los abortos. La asociación Más Futuro, que lleva varios años realizando presión en las puertas de los abortorios y tratando de convencer a las mujeres para que no lo hagan, denuncia la magnitud de un negocio millonario sobre el que casi nada se sabe, en el que muchos políticos han tenido y mantienen intereses.

Según datos oficiales, en 2013 fueron 108.690 mujeres las que interrumpieron su embarazo, un 3% menos. Su precio oscila entre los 200 y los 1.000 euros, dependiendo del riesgo. Sin embargo, el propio diario El País puntualizaba que esto eran tan sólo los abortos "legales". "La ley sólo permite interrumpir el embarazo hasta las 18 semanas, pero eso no quiere decir que no se aborte por encima, "y a veces muy por encima" del plazo legal. "Sabemos que se han practicado abortos de 4, 5, de hasta 8 meses. Se hacen por la noche, cuando la clínica debería estar cerrada o durante los fines de semana", comenta Marta Velarde, dirigente de Mas Futuro. Esta asociación organiza, junto con otras, una manifestación este mismo sábado en contra de la retirada de la ley del aborto que estaba realizando el Ministerio de Justicia de Gallardón y que sirvió como excusa para defenestrar al político madrileño.

Julio Bonis y Sánchez Andrés

Han sido varios los políticos que a lo largo de los años se han visto relacionados con el negocio abortista. Uno de los más notables fue Julio BonisÁlvarez, un vallisoletano que consiguió hacer carrera en el partido nacionalista Coalición Canaria. Este periódico ha hablado con el exsenador Miguel Zerolo, que coincidió con Bonis en aquella época cuando él era alcalde Santa Cruz. No recuerda que tuviera intereses en clínicas abortivas. Sin embargo, sí reconoce que tenía importante relación con Guillermo Alfonso Sánchez Andrés, el dueño del principal imperio abortista, el formado por la clínica Dator de Madrid y con un imperio que abarca 8 clínicas. Sánchez Andrés es un gran hombre de negocios, ya que en el registro mercantil en 2013 aparecía como administrador o accionista de 26 empresas de todos los sectores: inmobiliario, farmacéuticas, eléctricas, informáticas u hoteleras.

Julio Bonis llegó a ser consejero del gobierno canario muchos años por CC. Ahora tiene negocios abortistas en México

Esta clínica tiene una gestión económica cuanto menos curiosa. Según los datos del Registro Mercantil, en el último año que entregó las cuentas (2012) facturó 4,7 millones sólo en abortos. Sin embargo, obtuvo apenas 22.500 euros de beneficio a final del año, lo cual convertiría a este negocio en uno de los más ruinosos por rentabilidad. ¿O acaso es normal que facturando casi 5 millones no se gane apenas dinero? El propio reportaje de 'El Mundo' incidía en este aspecto: "Con una declaración de la renta donde declara poco más de 20.000 euros, al mismo tiempo posee una American Express Centurion, que implica gastos de no menos de 200.000 euros anuales".

Bonis, tras protagonizar varios casos de corrupción en Canarias, se exilió a México donde, según El Mundo, participa con Sánchez Andrés de una gran clínica abortiva en un país donde las interrupciones del embarazo también crecen. "Esta persona no es un político de CC porque dejó la política hace mucho tiempo", cuenta una fuente canaria conocedora de la situación allí. Sin embargo, el periodista canario Manuel Mederos escribía hace algún tiempo que "cuando Bonis llegó a la política era conductor de jet-foil, no tenía más oficio ni beneficio que su propio talento natural para medrar en un ambiente de auge propiciado por el especulativo proceso de transferencias a Canarias". Una persona, según otras fuentes, que utilizó la política para enriquecerse y que ahora se ha pasado al negocio de interrupción del embarazo, entre otros, como los que mantiene con Oriol Pujol Ferrusola.

Lertxundi, senador del PSOE y médico abortista

Los políticos socialistas son los que mejores relaciones mantienen históricamente con empresarios relacionados con el aborto, tal y como cuenta la asociación en contra del mismo. Un caso relevante es el de Roberto Lertxundi, médico experto en contracepción y senador socialista que ha trabajado junto a José Miguel Gurrea Bilbao en varias clínicas en País Vasco y Navarra. Gurrea es el propietario de Canarreggio SL, una empresa que posee la clínica Euskalduna de Getxo y también la clínica Ansoáin de Pamplona, que desde 2011 permite que las navarras puedan abortar también en su comunidad foral sin tener que salir a otras en un negocio que se valora en unos 300.000 en la comunidad. Por su parte, Lertxundi fue fundador y presidente de la clínica Euskalduna.

Las cuentas de Cannaregio SL (la sociedad navarra) y de Canaregioven SL (la sociedad vasca), sin embargo, no pueden ser consultadas, algo ciertamente poco habitual.

El socialista Roberto Lertxundi fundó la clínica Euskalduna, donde se practican abortos, y votó la ley Aído en el senado

Lertxundi ha defendido siempre el derecho de las mujeres a abortar, en muchos artículos periodísticos como estos pero también desde su escaño de senador. En 2010 hubo mucha polémica cuando le tocó votar sobre la reforma de la ley del aborto propuesta por el PSOE (llamada 'ley Aído') ya que las asociaciones antiaborto pidieron que se inhibiera. El senador no lo hizo y pronunció un discurso en el que se mostró a favor del derecho de las mujeres a decidir si abortan o no y en contra de "la derecha conservadora y sometida a las presiones de los lobbies religiosos".

Santaolaya, abortos en Valladolid

Políticos autonómicos, políticos estatales... llegó el momento de los políticos municipales. Es el caso de Ángel Santaolaya Gallardo, exconcejal del PSOE en Valladolid que ha estado trabajando durante muchos años en Ginemédica, la clínica abortista de referencia en la capital castellano-leonesa que ya fue juzgado por abortos ilegales en los años 90. Aunque rumores en 2014 hablaban de que había cerrado Ginemédica para dedicarse a la fecundación in vitro, lo cierto es que la clínica sigue abierta y cogiendo el teléfono.

La relación pasada de Santaolaya con el PSOE no impide que tenga un buen trato con el Partido Popular que controla la comunidad castellana. Según informaba La Gaceta en 2010, Valladolid destinó 750.000 euros de presupuesto público para financiar abortos entre 2010 y 2012, una media de 636 euros por cada interrupción del embarazo prevista.

Las cuentas de Ginemédica parecen sobre el papel más claras: con una facturación próxima al millón de euros al año, en sus últimos 5 años nunca ha obtenido beneficios después de impuestos inferiores a los 150.000 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba