Nacional

Expertos economistas ponen en duda la viabilidad de la independencia de Cataluña

La Fundación Foro de Encuentros ha celebrado este lunes un debate sobre la viabilidad económica de una Cataluña independiente, en el que han participado José Luis Feito, Miquel Puig Raposo, Oriol Amat y Emilio Ontiveros.

La Fundación Foro de Encuentros - Foro de Foros ha celebrado este lunes un debate sobre la viabilidad económica de una Cataluña independiente, en el que han participado cuatro economistas de referencia como son José Luis FeitoMiquel Puig Raposo, Oriol Amat Emilio Ontiveros.

Moderado por el periodista, Joan Tapia, el acto ha comenzado con la intervención de José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos. En su discurso, Feito ha destacado que el hecho de que la independencia entrañe automáticamente la salida de Cataluña de la UE, y por consiguiente del euro, y la incertidumbre sobre la duración de las negociaciones para volver a entrar en ella, conllevaría inexorablemente efectos devastadores sobre las exportaciones de Cataluña y sobre la inversión privada, además de sobre el PIB catalán, al menos en los primeros años de su independencia. En su opinión, del encaje de la Cataluña independiente en Europa depende que los costes económicos de la independencia sean muy elevados o desorbitados. Asimismo, ha hecho hincapié en que, ante cualquier escenario de independencia, Cataluña se vería obligada a abandonar el euro e introducir su propia y, a su juicio, muy devaluada moneda.

En segundo lugar, ha tomado la palabra Miquel Puig Raposodoctor en Economía y antiguo director general de Industria de la Generalitat. Para Puig, los efectos de un boicot y del establecimiento de una frontera permeable no son aditivos, puesto que tendrían lugar en momentos muy alejados en el tiempo entre sí, y serían, ambos, pequeños. También ha añadido que los términos del reconocimiento de la independencia de Cataluña por parte de la comunidad internacional, incluidos muy especialmente el reparto de activos y pasivos entre España y Cataluña, no podrían escapar a la influencia de los acreedores de España, las grandes empresas industriales y financieras presentes en uno y otro estado y las autoridades comunitarias, especialmente el BCE, que procurarían no sólo evitar el colapso sino minimizar la distorsión de los flujos comerciales y financieros de Cataluña y de España con el resto del mundo y entre sí. En palabras de Puig, no puede deducirse que Cataluña se incorporaría inmediatamente a la UE, pero sí que es impensable que abandonara el euro y el EEE.

A continuación, el catedrático de Economía Financiera de la Universidad Pompeu Fabra y miembro de la CNMV,Oriol Amat, ha puesto de relieve que para la mayoría de las personas en Cataluña la identidad catalana no está adecuadamente reconocida, el nivel de autonomía es insuficiente, se debe proteger más la lengua catalana y existe una discriminación económica consecuencia sobre todo del déficit fiscal y de infraestructuras. Ante los posibles escenarios, Amat ha matizado que el más desfavorable sería un escenario de ruptura, sin intervención por parte de la UE, lo que provocaría pérdidas para Cataluña, España y la propia UE (España asumiría una mayor parte o la totalidad de la deuda pública actual, decenas de miles de empresas españolas con clientes o intereses en Cataluña podrían verse perjudicadas, etc.) Según Amat, en el otro extremo estaría el escenario de pacto, que implicaría una reforma de la legislación española para hacer posibles acuerdos que minimicen el nivel de conflictividad, lo que daría respuesta a las demandas de buena parte de los catalanes, además de tener un impacto neutro para la UE, a la vez que evitaría pérdidas importantes para España y Cataluña.

Por su parte, Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales, ha manifestado que Cataluña es viable económicamente como nación independiente, ya que puede generar una capacidad de producción de bienes y servicios suficiente y dispone de posibilidades de inserción global también suficientes para garantizar a largo plazo niveles de renta por habitante similares a los actuales. Sin embargo, Ontiveros ha mostrado su escepticismo ante la solución independentista dado que, por un lado, no está claro que la desaparición de la solidaridad fiscal sea suficiente para compensar los costes para construir un estado propio, superar problemas comerciales, de inversión extranjera y eludir rendimientos a escala derivados de la pertenencia a una federación española. Asimismo, a su juicio, sería un proceso largo, complejo y de resultados inciertos en términos de bienestar para la población.

Esta ha sido la segunda edición del debate sobre la viabilidad económica de una Cataluña independiente, después de la cita que tuvo lugar en Barcelona el pasado día, 31 de marzo, en la que participaron cuatro ponentes catalanes: Josep Borrell,José Luis Oller AriñoElisenda Paluzie y Miquel Puig Raposo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba