Nacional

Las rebajas de rating obligan a los brokers a cambiar sus paradigmas

Las rebajas masivas de los ratings de la mayoría del sector financiero español tiene efectos colaterales en otros agentes financieros. Concretamente en algunas casas de inversión y gestores de fondos, que con la crisis han tenido que cambiar prácticas paradigmáticas que pensaban inamovibles, como el permitir sólo inversiones en títulos con una cierta calificación crediticia de al menos A.

Las rebajas masivas de los ratings de la mayoría del sector financiero español tiene efectos colaterales en otros agentes financieros. Concretamente en algunas casas de inversión y gestores de fondos, que con la crisis han tenido que cambiar prácticas paradigmáticas que pensaban inamovibles, como el permitir sólo inversiones en títulos con una cierta calificación crediticia de al menos A.

"Hasta hace semanas exigíamos de calificación mínima para tener fondos en cartera una calificación de A. Pero con las rebajas que se han dado del sector financiero español arrastradas por los propios recortes en el rating de la deuda pública española mantener este criterio se ha convertido en misión imposible", asegura a Vozpópuli un miembro de una importante casa de inversiones madrileña.

Esta casa de inversiones llevaba casi dos décadas manteniendo el criterio de sólo invertir en títulos que fueran calificados al menos con A. "Era una manera de evitar que nos metieran un gol. Pero, con la nueva situación provocada por la crisis financiera, ya no habría prácticamente valores que pudiéramos tener". Ahora, al igual que ha pasado con otras casas de inversiones, han tenido que cambiar sus estatutos para poder seguir operando.

Mayor riesgo

El riesgo de mercado es, objetivamente, mucho mayor ahora de lo que era tres años. "Hace treinta años había en EE.UU. decenas de títulos corporativos calificados con AAA y en la actualidad quedan unos pocos y del nivel de Exxon o Pfizer. Casi el 80% de las corporaciones han visto cómo su rating se veía rebajado", asegura otro inversor.

Por tanto, ahora hay que arriesgarse más si se quiere seguir operando. El Santander ha caído de AA- a A+ con perspectiva negativa, al igual que Banesto. BBVA de A+ a A también con perspectiva negativa. Caixabank de A a BBB+, Bankinter de BBB+ a BBB, al igual que Ibercaja. Sabadell, Popular, Cívica y Bankia han caído de BBB a BBB-. BFA es el peor de todos y el único en categoría de bono basura (BB).

Un inversor dice que "es en cierto modo lo que le pasa al BCE con las garantías, pues las pide pero las que obtiene son cada vez de peor calidad", y así, en forma de cascada, van cayendo las calificaciones de todo el sector financiero español.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba